Se encuentra usted aquí

Washington lanza ultimátum a Rusia

Están con Bashar al-Assad o con nosotros, dice Tillerson b Mattis culpa al presidente sirio de ataque químico
El secretario de Defensa, Jim Mattis (izq.) y el general Joseph Votel, durante la conferencia de prensa de ayer en el Pentágono (CAROLYN KASTER. AP)
12/04/2017
01:54
Agencias
Moscú.—
-A +A

Al tiempo que Estados Unidos afirmaba que “no hay dudas” de que el régimen del presidente sirio Bashar al-Assad es responsable del ataque con armas químicas contra ciudadanos sirios, el secretario estadounidense de Estado, Rex Tillerson, llegó ayer a Rusia con un ultimátum para el presidente ruso, Vladimir Putin: o Al-Assad o la alianza con Occidente.

Tillerson, el primer alto funcionario de EU que visita Rusia desde la llegada al poder del presidente Donald Trump, puso en duda que la alianza con Al-Assad e Irán sirva a los intereses de Rusia “a largo plazo”. “¿Es esa una alianza a largo plazo que sirve a los intereses de Rusia o preferiría unirse a Estados Unidos, junto con otros países occidentales y de Medio Oriente, para resolver la crisis en Siria?”, declaró antes de viajar rumbo a Rusia, donde el Ministerio de Exteriores señaló que las relaciones con EU “están pasando por su momento más difícil desde el final de la Guerra Fría”.

El secretario de Estado de EU tiene previsto reunirse hoy con su homólogo ruso, Serguei Lavrov. Se desconoce si hablará también con Putin.

En Washington, el secretario estadounidense de Defensa, James Mattis, aseguró ayer que “el l 4 de abril el régimen sirio atacó a su propio pueblo usando armas químicas. He revisado personalmente la información de inteligencia y no hay duda de que el régimen sirio es responsable de la decisión de atacar y del ataque en sí”.

Otros funcionarios estadounidenses consideraron que “es claro que los rusos están tratando de cubrir lo que realmente pasó ahí” y citaron como ejemplo lo que llamaron una campaña de desinformación diseñada para “confundir al mundo”, atribuyendo la responsabilidad por el ataque con gas sarín a las fuerzas que enfrentan al gobierno de Al-Assad o al yihadista Estado Islámico (EI).

Mattis afirmó que pese al bombardeo lanzado por EU el 6 de abril contra una base aérea siria, “nuestra prioridad sigue siendo la derrota del EI”.

El propio Trump insistió, en entrevista con Fox Business que se emitirá hoy pero de la que ayer se difundieron extractos, que “no vamos a meternos en Siria”, y que la operación contra la base siria fue una reacción al uso de “horribles armas químicas” contra niños.

Putin, quien tachó el bombardeo de EU en Siria como “una agresión contra un Estado soberano”, advirtió que cuenta con información de que se preparan nuevas “provocaciones” en Siria para luego culpar al régimen de Al-Assad. “Tenemos información de varias fuentes de que semejantes provocaciones, —no puedo llamarlas de otra manera— se están preparando en otras regiones de Siria, incluidos los suburbios del sur de Damasco, donde se planea lanzar ciertas sustancias y acusar de su uso a las autoridades sirias”.

Dijo que pedirá que Naciones Unidas investigue el incidente con armas químicas. “Creemos que debe ser aclarado oficialmente”, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS