Se encuentra usted aquí

Odebrecht financió campaña en Brasil

Testimonio de empresario preso no sólo afecta a Dilma Rousseff, sino al actual mandatario, Michel Temer
Culpable. Una corte de Brasil sentenció a Marcelo Odebrecht en marzo de 2016 a 19 años de prisión por el escándalo de corrupción de la empresa que dirigió (ARCHIVO. REUTERS)
02/03/2017
01:57
Brasilia.—
Reuters y EFE
-A +A

El empresario Marcelo Odebrecht confirmó ayer a las autoridades electorales de Brasil que pagó al jefe de campaña de la ex presidenta Dilma Rousseff en 2014 con fondos de la caja chica de la firma constructora, tras un acuerdo con el entonces ministro de Hacienda Guido Mantega, dijeron a Reuters fuentes cercanas al caso.

Al final de su testimonio, el ex presidente ejecutivo de Odebrecht, SA, la mayor empresa de ingeniería y construcción de Latinoamérica, dijo que no podía afirmar “con certeza” que la destituida mandataria Rousseff y el actual presidente de Brasil, Michel Temer, estuvieran al tanto de “cualquier ilícito en las donaciones”, según las fuentes.

Odebrecht ratificó que los pagos fueron realizados a Joao Santana, quien por entonces dirigía la campaña electoral de Rousseff para llevarla a un segundo mandato.

Marcelo Odebrecht ha sido sentenciado a 19 años de prisión por una corte federal de Brasil por su rol en el extenso escándalo de corrupción que ha implicado a algunos de los más altos líderes políticos y empresariales de varios países de América Latina.

Las declaraciones de ayer fueron emitidas en la Corte Electoral de Justicia de Curitiba, como parte de las investigaciones sobre los pagos ilícitos a la campaña de Rousseff y su compañero de fórmula Temer en 2014. Pese a que Dilma fue destituida en agosto pasado por el Congreso tras ser juzgada por irregularidades en la prestación de las cuentas fiscales, el proceso en la justicia electoral en su contra continúa y puede terminar perjudicando a Temer, quien la sucedió en la presidencia y era su compañero de fórmula.

Los abogados de Temer han insistido en que las cuentas de la campaña eran administradas por el Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff y que no se le puede responsabilizar por posibles irregularidades, pero la fiscalía afirma que, como candidato a vicepresidente, es corresponsable por los recursos recaudados y gastados en las elecciones.

Una condena puede costarle el cargo a Temer pero el caso puede prolongarse por varios meses y concluir tras las elecciones presidenciales de 2018, en las que será elegido el sucesor del actual mandatario.

En Chile, miembros de la Policía de Investigaciones (PDI) confiscaron ayer diversa documentación en las oficinas de la firma Odebrecht, en el marco de la investigación que lleva la fiscal Ximena Chong, por un aporte irregular a campañas políticas en la nación austral.

El registro se produjo tras el acuerdo de colaboración suscrito entre la fiscalía chilena y su par brasileño, el pasado 17 de febrero en una reunión sostenida en Brasilia entre los nueve países donde la empresa ha incurrido en presuntos actos de corrupción. El allanamiento de esta jornada se sumó al realizado el pasado 7 de febrero por la misma institución que en esa oportunidad revisó tres oficinas que la empresa brasileña OAS tiene en Santiago.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS