De franelero a modelo, la transformación que conmovió a las redes

Gracias a la iniciativa de un peluquero, Josete, franelero en la plaza del Mercat en Mallorca, siente que su vida ha cambiado; “¿Yo soy este?”, preguntó el hombre sin poder contener la emoción tras su cambio de look
(Foto: Facebook Barbería “La Salvajería”)
16/03/2017
18:52
Redacción
-A +A

José Antonio “Josete” es un hombre de 55 años feliz consigo mismo, pero no con su trabajo como cuidador de automóviles en las calles. Desde hace tiempo se dedica a guiar a los conductores en la plaza del Mercat, Mallorca, España, y cuidar sus autos. Sin embargo, recientemente su vida dio un cambio con el apoyo que recibió de un barbero y un video que cuenta su historia, que se volvió viral en Facebook.

"El espíritu de la plaza" es el nombre del corto de poco más de cinco minutos publicado en el perfil de Facebook de la barbería “La Salvajería”. En el se cuenta un poco de la historia de “Josete”, quien fue electricista antes de aparcar coches. Él afirma que su trabajo no hace feliz a nadie.

En el video se ve al dueño de la peluquería, Salva García, ofrecerle un cambio de look a “Josete”, quien tenía un largo cabello canoso, algo sucio, y una gran y desprolija barba. Frente a Josete había un espejo cubierto que elhombre decide dejr así para que cuando la vuelva a abrir vea algo diferente en su vida. “Será como un símbolo”, expresó.

El proceso de cambio de apariencia se intercala con imágenes de un día común en la vida de Josete trabajando en la plaza del Mercat. Relata cómo empezó este estilo de vida, que según cuenta, inició cuando entró en un profundo estado de depresión.

“El estado de ánimo no es el correcto y te echas a la calle. Yo me puse a aparcar coches y me mantengo con esto. Guardo el dinero para rentar una habitación”, narra en el video de Facebook.

Josete sabe que su situación no cambiará sólo con un nuevo look. "Cambiar las cosas en mi vida es casi imposible, pero puedo hacerla más cómoda. Hay que empezar con la estética de uno”, menciona.

Al llegar el momento de abrir las persianas y verse en el espejo, “Josete” no pudo contener la emoción, “No me reconozco. ¿Yo soy este?”, decía sin poder creer lo que reflejaba el espejo enfrente suyo.

“Josete” usa ropa nueva, lentes de sol, tiene el cabello teñido y recortado, sin dejar de lado una inmensa y contagiosa sonrisa.

El corto publicado en Facebook ya tiene más de 540 mil reproducciones con sólo dos días de haber sido compartido. La mayoría de cibernautas afirman haberse emocionado mucho con la historia de José Antonio.

*Con información de El Comercio - Peru / GDA

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS