Se encuentra usted aquí

Turquía habla de más represalias

El presidente turco Tayyip Erdogan (centro), a su llegada a una reunión en Ankara, donde criticó al gobierno holandés por frenar mítines a su favor (REUTERS)
15/03/2017
01:53
Ankara
AFP y DPA
-A +A

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan amenazó ayer a Holanda con más represalias en medio de una crisis diplomática sin fin y criticó al país por la matanza de Srebrenica de 1995, lo que La Haya calificó como una “falsificación nauseabunda de la historia”.

En un discurso en Ankara, Erdogan habló de la matanza, perpetrada por las fuerzas serbias de Bosnia, de unas 8 mil personas Srebrenica en 1995, que los Cascos Azules holandeses no lograron impedir. “Conocemos a Holanda y a los holandeses por la matanza de Srebrenica. Sabemos cómo es su moral”, está “quebrada por los 8 mil bosnios que fueron masacrados”, dijo Erdogan. “Nadie debe darnos lecciones de civilización”, insistió el presidente turco.

Ankara suspendió las relaciones “al más alto nivel” con La Haya y bloqueó el regreso a Turquía del embajador holandés, en respuesta a la decisión del gobierno del primer ministro, Mark Rutte, de impedir el ingreso a Holanda de ministros turcos que debían participar en mítines políticos —anulados por las autoridades— a favor de Erdogan.

El presidente turco calificó esa medida como un “vestigio” del nazismo y criticó airadamente a La Haya así como a la canciller Angela Merkel y a la Unión Europea que salieron en su defensa.

“El tono de Erdogan es cada vez más histérico”, reaccionó este martes el primer ministro Rutte. “Es inhabitual e inaceptable”, añadió. Consideró como “una falsificación nauseabunda de la historia” las críticas por lo sucedido en Srebrenica.

Además, Turquía criticó a la Unión Europea, que lo urgió a “evitar declaraciones excesivas” en esta crisis diplomática. El ministerio de Exteriores turco respondió que “la declaración irreflexiva de la UE no tiene valor”.

Desde el Departamento estadounidense de Estado, su portavoz Mark Toner instó a Ankara y a La Haya a “evitar una escalada retórica y a trabajar juntos para resolver la situación”.

Ayer mismo, el estado alemán de Sarre anunció que prohibirá en su territorio mítines de políticos turcos en apoyo al referéndum del 16 de abril sobre la reforma constitucional para dar más poder a Erdogan. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS