Caso Odebrecht “pega” al presidente Santos

Empresario admite que entró dinero a campaña 2010; jefe de Estado afirma que no supo nada al respecto
El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, con el vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien renunciará para ser candidato presidencial en 2018 (LEONARDO MUÑOZ. EFE)
15/03/2017
02:58
Agencias
Bogotá
-A +A

El escándalo de corrupción de Odebrecht golpeó ayer de lleno al presidente colombiano, Juan Manuel Santos, al revelarse que la constructora brasileña aportó dinero a su campaña electoral de 2010, una contribución que fue condenada por el mandatario.

Pese a que desde hace más de un mes empezaron a salir a la luz indicios de que dinero de Odebrecht pudo entrar a las campañas presidenciales de 2014 de Santos y de su rival, Óscar Iván Zuluaga, del partido uribista Centro Democrático, fue una revelación hecha ayer por un cercano asesor del presidente la que sacudió la escena política nacional.

El empresario Roberto Prieto, quien trabajó en la campaña presidencial de Santos en 2010 y dirigió la de la reelección en 2014, admitió que “sí hubo una operación irregular" en la primera cuando, según contó a Blu Radio, se recibieron aportes de Odebrecht para el pago de dos millones de afiches del candidato.

“Eso es una realidad y lo tengo que decir honestamente, fue una operación irregular, y la campaña la tendrá que aceptar, y lo va a aceptar”, dijo Prieto, quien subrayó que Santos “no tuvo nada que ver” con ese hecho.

Tras estas revelaciones, el director del fisco colombiano, Santiago Rojas, aseguró que a la campaña de 2010 de Santos, de la que fue gerente, no fueron reportados recursos de Odebrecht. “Esos recursos no fueron informados por ningún miembro de la campaña a la gerencia de la misma y por lo tanto no ingresaron de acuerdo con los procedimientos establecidos para la recaudación de fondos”.

Según Rojas, Santos “no tuvo injerencia en el manejo de los recursos de la campaña” y por el contrario ordenó que todas las operaciones se hicieran con los más altos estándares éticos y en cumplimiento las normas legales vigentes.

Al conocer las declaraciones de Prieto, el presidente condenó el ingreso de recursos de Odebrecht en su campaña de 2010 y dijo no saber nada de esos hechos. “No autoricé ni tuve conocimiento de estas gestiones, las cuales se hicieron en directa violación de las normas éticas y de control que exigí se impusieran en la campaña”, afirmó.

Prieto fue vinculado al escándalo de los sobornos de Odebrecht en Colombia por el ex senador Otto Bula, detenido el mes pasado, quien en una declaración ante la fiscalía dijo que de los 4.6 millones de dólares que recibió como coimas de la constructora, un millón de dólares tenía como destino al gerente de la campaña para la reelección de Santos en 2014, algo que este niega rotundamente.

83 pesquisas en Brasil. En tanto, en Brasil, el fiscal general solicitó la apertura de 83 investigaciones contra políticos con fueros en el marco del escándalo de corrupción en Petrobras, el principio de una tormenta provocada por las confesiones de ex ejecutivos de Odebrecht.

Al menos cinco ministros del presidente conservador Michel Temer aparecen en la lista, incluido su jefe de gabinete, Eliseu Padilha, y el nuevo canciller, Aloysio Nunes, además de los presidentes de ambas cámaras del Congreso, según varios medios locales.

De acuerdo con estos reportes, también figuran los ex presidentes de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016). Janot envió los pedidos al Supremo Tribunal Federal (STF) “con base en los acuerdos de delación premiada firmados con 77 ejecutivos y ex ejecutivos de las empresas Odebrecht y Braskem”, filial petroquímica de la constructora, precisó la fiscalía en un comunicado. Además, la fiscalía pidió abrir otras 211 investigaciones en instancias inferiores, que tratan denuncias contra personas sin fueros, como Lula o Rousseff.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS