Confirman destitución de la presidenta surcoreana

Park Geun-hye está acusada de corrupción; el país irá a las urnas
Manifestantes celebran tras darse a conocer el fallo, en Seúl, por el cual la presidenta Park Geun-hye queda destituida y pierde la inmunidad (LEE JIN-MAN. AP)
10/03/2017
01:52
Agencias
Seúl.
-A +A

La Corte Constitucional de Corea del Sur confirmó esta mañana la destitución de la presidenta Park Geun-hye, envuelta en un escándalo de corrupción que llevó al parlamento a apartarla de su cargo en diciembre.

Por unanimidad, los ocho jueces del máximo tribunal surcoreano votaron por separar a Park del poder de manera definitiva. Las acciones de Park “constituyen un grave atentado al espíritu (...) de la democracia y al Estado de derecho”, declaró la presidenta de la Corte Constitucional, Lee Jung-Mi. “La presidenta Park Geun-hye (...) fue destituida”.

La decisión pone fin a meses de crisis política. El país deberá organizar elecciones presidenciales anticipadas en un plazo de 60 días. Según expertos, el favorito es el candidato liberal Moon Jae-in.

Afuera de la corte grupos afines a la presidenta y partidarios de su destitución se congregaron para seguir el fin del proceso, transmitido por televisión. Al darse a conocer la decisión, hubo gritos de celebración, aunque también hubo quienes lloraron inconsolables. Casi 22 mil agentes fueron desplegados para evitar enfrentamientos entre ambos bandos.

Park, hija del dictador Park Chung-Hee, se convirtió en la primera mandataria de Corea del Sur cuando fue elegida en 2012, con la mayor votación jamás obtenida por un presidente en democracia. Pero su estilo distante y una serie de controversias, sumadas al descontento social y político, lastraron su popularidad y llevaron a millones de personas a la calle para pedir su destitución, la primera de un gobernante por juicio político en el país.

En diciembre el Parlamento la destituyó por cargos de soborno y abuso de poder. La más alta instancia judicial del país confirmó hoy la decisión. Ahora Park, de 64 años, estará obligada a abandonar el palacio presidencial y perderá además su inmunidad.

El escándalo político se centra en Choi Soon-sil, apodada como “Rasputina” por la prensa. Amiga desde hace 40 años de Park, Choi Soon-sil, está acusada de haber utilizado su influencia para obtener más de 70 millones de dólares de diferentes empresas y de inmiscuirse en los asuntos del Estado.

Las autoridades acusaron a Park de permitir a su amiga esta intromisión y de conspirar con ella en la extorsión de millones de dólares a empresas.

Park pidió perdón en reiteradas ocasiones por el escándalo pero negó las acusaciones de haber actuado ilegalmente, en el testimonio escrito enviado a la corte en la última audiencia, celebrada en febrero.

“Nunca he buscado enriquecimiento o abusado del poder como presidenta (...) Pido a la corte que tome una decisión sabia”, argumentó entonces.

El tribunal estimó que Park infringió la ley. “El presidente tiene que usar su poder conforme a la Constitución y a las leyes y los detalles sobre su función deben ser transparentes, para que el pueblo pueda evaluar su trabajo”, afirmaron en su sentencia los magistrados.

“Pero Park ocultó completamente las intromisiones de Choi en los asuntos de Estado, las desmintió cuando emergieron las acusaciones e incluso criticó a quienes las emitieron”, subrayó Lee.

Park también fue acusada de no cumplir su deber de proteger las vidas de los ciudadanos durante el naufragio del ferry Sewol, que en 2014 causó más de 300 muertos. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS