Entérate. La nueva versión del veto migratorio de Trump

Luego de que la justicia de EU bloqueara el veto que prohibía la entrada de ciudadanos de siete países musulmanes, Donald Trump podría firmar hoy una nueva orden con algunos cambios para evitar conflictos legales
(Foto: Reuters)
01/03/2017
11:32
Agencias
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, podría firmar este miércoles la versión revisada de su veto migratorio, en el que introducirá cambios respecto al anterior para evitar conflictos legales, informaron hoy medios locales.

Con su primer veto migratorio, Trump prohibió la entrada al país de los ciudadanos de Irak, Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán durante 90 días. 

El nuevo veto ya no se menciona a Irak, aparentemente, por la presión del Pentágono y el Departamento de Estado.

El nuevo documento incluye otros cambios. Según los funcionarios, el decreto de 12 páginas ya no recoge que los refugiados sirios estén sujetos a un veto indefinido, sino que pasan a estar afectados por la suspensión general de 120 días en la admisión de nuevos refugiados.

La orden migratoria no incluirá ninguna exención explícita para minorías religiosas en los países señalados, agregaron. Los críticos acusaron al gobierno de emplear esta terminología para favorecer el ingreso al país de cristianos y excluir a musulmanes.

Trump firmó el primer decreto presidencial a finales de enero. En un principio, generó confusión, pánico e indignación mientras algunos viajeros eran detenidos en aeropuertos estadounidenses antes de ser devueltos a sus países y a otros se les impidió embarcar en sus vuelos en el extranjero.

El gobierno federal bloqueó inicialmente a los inmigrantes con un permiso de residencia permanente, conocido como "green card", antes de concederles una autorización especial para entrar al país. Finalmente se decidió que la orden no les afectaba.

En la nueva orden se respetarán todos los visados ya existentes, explicaron los funcionarios.

Además, el nuevo veto no entrará de inmediato en vigor, como pasó con el aprobado a finales de enero, para evitar la situación de caos que su puesta en marcha provocó entonces.

Tras una semana de caos y confusión durante la cual el Gobierno ya introdujo algunas modificaciones, un juez suspendió el veto de forma temporal para estudiar su constitucionalidad, una decisión que luego mantuvo una instancia superior a la que Trump había recurrido.

Ante la perspectiva de una larga batalla legal de desenlace incierto, Trump ha optado por emitir una revisión de la medida anterior, cuya aprobación lleva días retrasando.

"Necesitamos ser rápidos, por razones de seguridad", dijo recientemente el presidente.

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS