Se encuentra usted aquí

Trump desdeña cena de la prensa

Anuncio se da en medio de tensiones; el viernes, medios fueron excluidos de un evento
La representante demócrata Carolyn Maloney (de negro, a la izquierda), exigió ayer, frente a las oficinas del New York Times, en Nueva York, que Trump se comprometa a dar libre acceso a la prensa, tras el veto a medios impuesto el viernes (JULIE WALKER)
26/02/2017
02:22
Agencias
Washington.—
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció ayer que romperá la tradición y no acudirá a la cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, un importante evento social al que acuden celebridades, políticos y periodistas y que supone una oportunidad para hacer bromas y aligerar las tensiones entre el gobierno y la prensa.

“No asistiré a la Cena de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca este año. ¡Por favor, les deseo a todos lo mejor y que tengan una gran noche!”, tuiteó el mandatario.

Jeff Mason, presidente de la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, aseguró que la cena, prevista para el 29 de abril, no se suspenderá pese a la ausencia de Trump. Argumentó que este evento “ha sido y continuará siendo una celebración de la Primera Enmienda [de la Constitución de EU, que protege la libertad de prensa]”.

La velada se realiza cada año en un hotel de Washington y reúne a lo más selecto de la prensa, del mundo político estadounidense y a celebridades. Instituida en 1921, permite al presidente de EU pronunciar un discurso en el que se ríe de sí mismo y de sus adversarios políticos. En 2011, Trump estuvo en la cena y fue blanco de las bromas del entonces presidente Barack Obama, episodio que según analistas fue crucial en la decisión del magnate de presentarse a la carrera presidencial.

El anuncio de Trump llega en un momento de grandes tensiones con los medios de comunicación, que han cuestionado sus políticas y los nexos de su equipo con Rusia.

Él los ha llamado “deshonestos”, el “enemigo del pueblo” y divulgadores de “noticias falsas”, lo que ha desatado reacciones de los propios republicanos, como John McCain, quien el pasado 18 de febrero afirmó que “los dictadores empiezan reprimiendo a la prensa”.

Algunos medios de comunicación habían anunciado que no pensaban acudir por la actitud del magnate, quien desde la campaña impuso restricciones a la prensa, una medida que se retomó el viernes, cuando representantes de medios de comunicación como CNN, The New York Times, Los Angeles Times y el portal Politico y Buzzfeed fueron excluidos de una reunión informativa del vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, lo que generó duras protestas. La agencia Associated Press y la revista Time abandonaron el acto en solidaridad.

La firma Bloomberg, cuyo dueño, Michael Bloomberg ha llamado a Trump “demagogo peligroso”, canceló incluso la gala anual que coorganiza con Vanity Fair el mismo día de la cena de corresponsales.

Graydon Carter, editor de Vanity Fair y quien por años ha estado enfrentado a Trump, dijo al New York Times que el nuevo presidente de EU es la razón por la que no se organizará este festejo.

La revista New Yorker, que realiza una fiesta el día antes de la cena, también la canceló sin dar razones y algunos comediantes dijeron que tendrán la “cena de los No Corresponsales de la Casa Blanca” el mismo 29 de abril.

Los medios excluidos el viernes de la sesión informativa con Spicer lanzaron duras críticas al gobierno. CNN calificó la medida de “payasada”, mientras que el New York Times la llamó la “última rabieta” de la administración. Los Angeles Times dijo que la Casa Blanca “acaba de poner una cuerda de terciopelo delante de los medios de comunicación”.

Hoy mismo, en la entrega de los Oscar, el New York Times emitirá un aviso por televisión titulado “la verdad es difícil”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS