“Mínimas, las deportaciones por casos de delincuencia”

Retornan a guatemaltecos por ingresar irregularmente, afirma; ciudadanos que regresan reciben atención integral, dice
Carolina Miranda, directora general de Migración de Guatemala. (CORTESÍA MINISTERIO DE GOBERNACIÓN DE GUATEMALA)
18/02/2017
01:51
José Meléndez, corresponsal
-A +A

La directora general de Migración de Guatemala, Carolina Miranda, aseguró en entrevista con EL UNIVERSAL que es falso que la mayoría de los guatemaltecos deportados desde Estados Unidos sean delincuentes y alertó que las políticas migratorias del presidente estadounidense Donald Trump provocan graves problemas de reinserción de los repatriados.

La Dirección General de Migración de Guatemala reveló que las deportaciones de guatemaltecos desde EU aumentaron de 92.06 al día en enero y febrero de 2015 y 82.38 diarias en esos mismos meses de 2016, a 104.68 del 1 al 10 de febrero de 2017.

El número de expulsados disminuyó de 5 mil 432 en los dos primeros meses de 2015 a 4 mil 861 en ese mismo periodo del año pasado, pero se ubicaron en 4 mil 292 en 41 días de 2017, según el registro oficial. El número de guatemaltecos deportados por EU aumentó de 31 mil 443 en 2015 (85.9 diarios) a 35 mil 465 en 2016 (97.16 al día), precisó el recuento.

El temor por la política de Trump con deportaciones masivas de sus ciudadanos desde EU es creciente en Guatemala, una de las principales fuentes de migrantes irregulares hacia suelo estadounidense.

Las alertas se agravaron luego de que el pasado fin de semana hubo redadas de migrantes irregulares en Estados Unidos, con más de 600 detenidos que, según la administración Trump, son mayoritariamente delincuentes y serán deportados.

 

EU dijo que 75% de los detenidos en las redadas del fin de semana son criminales. En el caso de Guatemala, ¿es cierto que la mayoría de deportados son delincuentes?

—No, no, no, para nada. La mayoría [son] retornados por haber ingresado a EU de manera irregular y, por consiguiente, por su permanencia irregular. Más bien es por un tema eminentemente migratorio y no tanto por alguna cuestión de carácter penal o un proceso judicial que hayan enfrentado. Son mínimos los casos que se dan de esa naturaleza y puedo decir que la mayoría son retornos por razones migratorias.

 

¿Hay algún mecanismo para ayudarles a esas personas a su reinserción social?

—Sí, se están definiendo los aspectos de la reinserción. Intervenimos en el proceso varios ministerios [de gobierno], la sociedad civil y en mesas de trabajo para concretar programas de apoyo y de asistencia con el objetivo de dar una efectiva reinserción del guatemalteco y evitar la migración.

 

Pero si los deportados llegan a sus países y se topan con las condiciones socioeconómicas y de violencia que los obligaron a migrar, ¿persiste el círculo vicioso?

—Así es. Por la reincidencia en la migración hay un seguimiento a cada caso, en especial cuando se reciben a familias completas deportadas.

Tenemos espacios diferenciados para la recepción de familias y de niñez migrante sin compañía. Es una atención integral diferenciada.

 

¿Hay muchos casos de guatemaltecos reincidentes y deportados varias veces?

—Sí, hemos encontrado esos casos. Es gente que sólo llega a la frontera [entre México y Estados Unidos] y ni siquiera ha estado mucho tiempo en EU, sino que es interceptada en la frontera. Hemos recibido muchos casos de esa naturaleza. Hay mucha reincidencia.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS