Fiscal pide investigar a Cristina K. por encubrimiento

Retoma denuncia hecha por Alberto Nisman de que siendo mandataria buscó dar impunidad a terroristas iraníes
11/02/2017
03:10
Agencias
Buenos Aires.—
-A +A

Un fiscal pidió ayer revisar las llamadas que entre 2011 y 2015 realizaron la ex presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y otros acusados por el fallecido fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman, ante la sospecha de que encubrieron a los autores del atentado, cometido en 1994.

En un dictamen difundido ayer, el fiscal federal Gerardo Pollicita solicitó también contar con información acerca de los viajes al exterior realizados entre 2011 y 2015 por la ex mandataria, así como las visitas recibidas en la Casa de Gobierno y en la Residencia Presidencial de Olivos.

Pollicita, además, reclamó saber si en el mismo lapso el ex ministro de Relaciones Exteriores argentino Héctor Timerman viajó a “Irán, Israel, Siria, Suiza, Francia, Etiopía, Estados Unidos y/o Venezuela”.

El fiscal agregó a la lista de ex funcionarios kirchneristas investigados por el caso al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, al ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli, al ex secretario Legal y Técnico Carlos Zannini y a la ex procuradora del Tesoro Angelina Abbona.

La causa estudia si, como denunció Nisman cuatro días antes de aparecer muerto en su casa en circunstancias aún por esclarecer, el gobierno de Cristina Fernández tramó un plan destinado a dar impunidad a presuntos terroristas iraníes que cometieron el atentado terrorista a la Asociación Mutual Judía Argentina (AMIA) —que en julio de 1994 causó 85 muertos y cientos de heridos en Buenos Aires—, a cambio de mejorar las relaciones comerciales con el país persa.

Para el fallecido fiscal, el memorándum de entendimiento acordado entre Argentina e Irán en 2013 para investigar conjuntamente el atentado buscaba, en realidad, garantizar la imposibilidad de juzgar a varios de los sospechosos de planear el ataque.

Meses después de la muerte de Nisman, la denuncia de encubrimiento fue desestimada por los tribunales por “inexistencia de delito”. No obstante, a finales del año pasado, la Justicia ordenó reabrirla.

El cadáver de Nisman fue hallado el 18 de enero de 2015 con un disparo en la sien y los tribunales argentinos aún no han determinado si se trató de un suicidio, un suicidio inducido o un asesinato relacionado con el puesto que ocupaba, como sostiene la familia. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS