Argentina endurecerá medidas migratorias

Con la reforma se acortará el tiempo del proceso de expulsión de extranjeros, indican
Decreto. Medios argentinos prevén que el presidente Mauricio Macri avale los cambios a la Ley de Migraciones (EFE)
30/01/2017
02:24
DPA
-A +A

Buenos Aires.— El presidente de Argentina, Mauricio Macri, firmará la próxima semana el decreto que reforma la Ley de Migraciones y endurece el ingreso al país de extranjeros con antecedentes penales, informaron medios de comunicación.

Los cambios, que probablemente se publiquen hoy, apuntan “a acortar los tiempos en el proceso de expulsión de extranjeros”, que hasta ahora duraban entre seis y siete años, para lo cual se crea un “proceso penal sumario”, sostuvo el diario La Nación.

Además, establecen condiciones más estrictas para el ingreso y la permanencia en Argentina, si los extranjeros tienen condenas o cuentan con antecedentes penales por “tráfico de armas, de personas, de estupefacientes, por lavado de dinero o inversiones en actividades ilícitas”, según el borrador del decreto que publicó el diario Clarín.

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, defendió ayer la reforma de la política migratoria, al sostener que no responde a un problema con los inmigrantes, sino que apunta a combatir el narcotráfico y el contrabando.

“Son cambios muy importantes tanto en el control tecnológico como en el control humano”, explicó al diario El Tribuno de la provincia de Salta, mil 500 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, el cual negó que el gobierno de Argentina piense en levantar un muro en la frontera con Bolivia, su país vecino.

“Nuestro problema con la frontera no es la gente, nosotros no tenemos un problema con la inmigración, tenemos un problema con el narcotráfico y con el contrabando”, indicó Bullrich.

Argentina endureció durante la última semana las medidas contra los inmigrantes con la aplicación del sistema de Información Anticipada de Pasajeros (API), que comenzó a implementarse el jueves pasado en terminales aéreas y portuarias.

La implementación de estos controles fronterizos fue cuestionada por autoridades de las naciones vecinas, entre ellos de Bolivia, Perú y Paraguay, que consideraron la medida como discriminatoria. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS