Trump da hoy luz verde a construcción del muro

Firmará hoy decretos sobre migración y seguridad fronteriza; se prevé que aborde también el tema de ciudades santuario
Imagen del pasado 17 de enero en la que un agente de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos abre una puerta en la valla que se encuentra en la frontera con México, en el tramo de El Paso, Texas, para permitir el paso de vehículos (TOMAS BRAVO. REUTERS)
25/01/2017
02:30
Víctor Sancho / Corresponsal
Washington
-A +A

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmará hoy acciones ejecutivas sobre migración para reforzar la seguridad nacional y la seguridad fronteriza, otro de los pilares de su campaña electoral.

De acuerdo con medios locales, el mandatario presentará sus planes para levantar un muro a lo largo de la frontera con México y se referirá a la implementación de la justicia en la zona.

Anoche el presidente confirmó vía Twitter: “Mañana [miércoles] gran día planeado para la SEGURIDAD NACIONAL. Entre otras muchas cosas, ¡construiremos el muro!”.

Artículo

Grupo Modelo lanza video contra amenazas de Trump

"América es la tierra de las oportunidades... basta de usar nuestro nombre para generar divisiones, eso no es lo que somos”, dice un comercial de la marca de cerveza
Grupo Modelo lanza video contra amenazas de TrumpGrupo Modelo lanza video contra amenazas de Trump

Fuentes que pidieron el anonimato indicaron que Trump también hará referencia al movimiento de “ciudades santuario”, cuyos gobiernos han prometido a sus ciudadanos indocumentados que los protegerán en caso de deportaciones. Desde hace tiempo, el ahora presidente amenazó a estas ciudades santuario con la pérdida de subsidios federales en caso de no cumplir las ordenanzas para la detección de inmigrantes indocumentados. Metrópolis como Nueva York o Chicago, por ejemplo, podrían enfrentarse a pérdidas de miles de millones de dólares en caso de que se aplique la medida.

Asimismo, se apunta que podría incluir un primer paso en la promesa de “escrutinio extremo” para refugiados y migrantes provenientes de países musulmanes o considerados por Trump “peligros potenciales”.

Las órdenes ejecutivas limitarán temporalmente el acceso a EU para los migrantes provenientes de Siria y otros países de Medio Oriente y África, así como para la mayoría de los refugiados, hasta que el Departamento de Estado y el Departamento de Seguridad Nacional endurezcan el proceso de investigación de antecedentes. Otra orden impedirá que se emitan visas a las personas provenientes de Irak, Irán, Libia, Somalia, Sudán y Yemen, según dijeron colaboradores y expertos, que pidieron no ser identificados. La firma de las acciones ejecutivas tendrá lugar en las instalaciones del Departamento de Seguridad Nacional.

“Resucita” oleoductos. El presidente Trump resucitó ayer la construcción de dos polémicos oleoductos que su predecesor, Barack Obama, frenó en diciembre pasado por dudas sobre su impacto en el medio ambiente. Con la firma de dos decretos, el presidente levantó la prohibición y permite de nuevo la construcción de los oleoductos Keystone XL y Dakota, fuertemente criticados por grupos ecologistas.

Ahora Trump da luz verde a ambos proyectos, aunque no quedó claro de qué manera va a acelerar su construcción. Todo dependerá de la “negociación”, los “términos y condiciones” que se acuerden con las empresas constructoras, señaló el mandatario.

Como condición, el magnate establece en sus decretos que el acero que se utilice en la construcción “sea estadounidense” y que los puestos de trabajo creados —más de 28 mil, según sus estimaciones— también sean para el sector obrero nacional.

Desde el punto de vista del presidente, con esta decisión se cumplen otras promesas de campaña, ya que no sólo se generarán empleos, sino que se recuperarán los oleoductos y así se apostará por combustibles fósiles y la recuperación del sector del acero.

Sin embargo, su decreto también es un primer ataque a la herencia en cuestiones climáticas dejada por Obama.

“Haré todo lo posible para detener la construcción de estos oleoductos”, anunció ayer el senador Bernie Sanders, una de las voces más contrarias a la construcción de los oleoductos. Las organizaciones ecologistas también pusieron el grito en el cielo.

El proyecto Dakota —del que ya se ha construido 90%— ha generado protestas violentas entre la constructora e indios sioux, quienes se quejan no sólo de la contaminación sino de que la obra viola sus tierras sagradas.

Por otra parte. el presidente firmó ayer otro decreto para “simplificar” la burocracia en los procesos de evaluación medioambiental de nuevas infraestructuras. “Soy un ambientalista”, aseguró Trump ante los directivos del sector automotriz con los que se reunió ayer por la mañana.

Además, prohibió a la Agencia de Protección del Medio Ambiente y a sus empleados hacer públicos datos o informaciones. Con información de agencias

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS