Preparan para hoy “día de la resistencia”

Autoridades prevén que miles de personas marchen contra el magnate
Ciudadanos protestaron ayer contra el presidente electo de Estados Unidos afuera del Hotel Internacional Trump, en Manhattan, Nueva York. (STEPHEN YANG. REUTERS)
20/01/2017
01:54
Inder Bugarin / Corresponsal
Washington
-A +A

Al grito de “no eres mi presidente”, se prevé que miles de manifestantes en la capital estadounidense expresarán hoy su rechazo al nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Las autoridades no desestiman la posibilidad de que la multitud opositora a las políticas de Trump supere el número de manifestantes que se registró durante la ceremonia de investidura del segundo mandato del entonces presidente Richard Nixon, en 1973, cuando entre 25 mil y 30 mil personas marcharon por las calles de Washington y docenas fueron arrestadas tras enfrentamientos con la policía. Aquella jornada estuvo inspirada en el movimiento pacifista que se oponía a la Guerra en Vietnam.

En esta ocasión, la manifestación tiene su origen en una contienda electoral marcada por insultos y la agitación de los movimientos xenófobos, extremistas y misóginos. Aunque los servicios de seguridad no prevén incidentes, la presencia de grupos anarquistas inquieta a las autoridades. Las coaliciones DisruptJ20 y D.D Anti-Fascist Coalitions, entre otras, han anunciado su participación a través de la plataforma #InaugurateTheResistance (inaugurar la resistencia). Algunos de sus seguidores han expresado en las redes sociales su intención de obstruir el paso al nuevo presidente durante el desfile por la Avenida Pennsylvania.

El malestar que expresarán algunos con mantas y reclamos, contrastará con el júbilo de los seguidores de Trump, quienes ayer dieron comienzo a las celebraciones con un concierto en la víspera de la inauguración.

“Es un día maravilloso, volveremos a hacer la gran nación que fuimos”, dijo Valerie Boyer, trabajadora en una agencia de seguros. El concierto, caracterizado por la exhibición de símbolos patrióticos y la ausencia de grupos étnicos como los hispanos, asiáticos y la gente de color, arrancó con la aparición del presidente electo, acompañado por su esposa Melania, frente a la estatua gigante de Abraham Lincoln.

Trump se detuvo un momento para saludar a la multitud que seguía el evento frente a una docena de pantallas gigantes. Los asistentes respondieron con aplausos y el grito de “¡Trump!”, “¡Trump!”…

Después, por las mismas escaleras que fueron testigo del legendario mensaje de Martin Luther King, “Tengo un sueño”, el magnate y su esposa descendieron para luego sentarse detrás de un cristal a prueba de balas a escuchar música country y rock.

Antes de que sonaran bandas como 3 Doors Down, una activista de Greenpeace apareció entre los seguidores de Trump con una manta que decía “Resistencia”. “¿Resistencia a qué? ¿A hacer a EU grande otra vez?”, se le escuchó decir a una mujer de la tercera edad que acudió al evento en grupo.

EL UNIVERSAL habló con varios asistentes y coincidieron en que Trump fue víctima de una campaña de desprestigio durante la contienda electoral y en que es el hombre indicado para dirigir la mayor potencia del planeta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS