Política "pies secos, pies mojados" ya no tenía sentido: Obama

El presidente de Estados Unidos recordó que esta ley trataba a los cubanos de forma "completamente diferente" a otros inmigrantes procedentes de países como El Salvador o Guatemala
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante su última conferencia de prensa en la Casa Blanca (Foto: Reuters)
18/01/2017
15:10
Washington
-A +A

El presidente saliente de Estados Unidos, Barack Obama, defendió hoy su decisión de eliminar la política de "pies secos, pies mojados" para los indocumentados cubanos y dijo que ya no tenía sentido dentro del proceso de normalización de las relaciones con Cuba.


Artículo

Obama defiende perdón a Manning pese a filtración a WikiLeaks

En su última rueda de prensa antes de dejar la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos dijo que el exsoldado ha cumplido ya una "dura" sentencia en prisión
Obama defiende perdón a Manning pese a filtración a WikiLeaksObama defiende perdón a Manning pese a filtración a WikiLeaks

Esa política trataba a los cubanos de forma "completamente diferente" a otros inmigrantes procedentes de países como El Salvador o Guatemala, recordó Obama en la última rueda de prensa de su mandato, que culminará este viernes, 20 de enero.

Según Obama, esa política "hacía una distinción" entre quienes llegaban a Estados Unidos por tierra o por aire, "una vieja manera de pensar que no tenía sentido" en estos días, especialmente con la "apertura" de los viajes entre ambos países.

Obama detalló que hubo "largas consultas" con el Departamento de Seguridad Nacional sobre el cambio y "duras negociaciones con el Gobierno cubano".

Pero finalmente se tomó la decisión de eliminar esa política porque ambas partes lo consideraron "justo y apropiado a la naturaleza cambiante de la relación entre los dos países", agregó Obama.

El fin de esa política, que otorgaba a los cubanos indocumentados que lograban tocar tierra en Estados Unidos la posibilidad de quedarse en el país y obtener la residencia permanente un año después, ha decepcionado a numerosos isleños que se encontraban de camino y ahora están varados en México y Centroamérica.

El asesor adjunto de seguridad nacional de Obama, Ben Rhodes, descartó ayer que se vaya a hacer una excepción para esos indocumentados cubanos que estaban a punto de llegar a Estados Unidos.

Rhodes también afirmó que, poco antes de hacer el anuncio el pasado jueves, el Gobierno de Obama informó sobre esa decisión al equipo del presidente electo estadounidense, Donald Trump, y que ellos "no expresaron ninguna oposición a ese cambio" en la política migratoria hacia Cuba.

Trump, que asumirá el poder este viernes, ha amenazado con poner fin al restablecimiento diplomático hacia Cuba iniciado por Obama a no ser que el Gobierno cubano firme con él "un acuerdo mejor".

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS