Se encuentra usted aquí

Indagan violación de tregua de FARC

El fin de semana hubo enfrentamiento con disidentes
Guerrilleros de las FARC durante un partido de futbol en Navidad. El grupo está en proceso de desmovilización. (ARCHIVO. EFE)
12/01/2017
01:56
Agencias
Bogotá
-A +A

Las Fuerzas Militares de Colombia aseguraron ayer que el supuesto combate entre las FARC y disidentes de ese grupo en proceso de desmovilización, que habría dejado dos muertos en la selva del sur del país, es una violación del alto el fuego bilateral establecido en el acuerdo de paz.

El hecho ocurrió el pasado fin de semana cerca del municipio de San Vicente del Caguán, donde chocaron integrantes de la columna “Teófilo Forero” de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y disidentes que formaban parte del Frente 14 de esa organización.

El Comando General de las Fuerzas Militares indicó en un comunicado que “usar sus armas [las de la guerrilla], así sea en contra de una disidencia propia”, representa “una violación al cese el fuego por parte de las FARC”. “Es una obligación de la fuerza pública perseguir a todo aquel que cometa un delito”, recordó el texto, en el que se subraya que se están “desarrollando acciones de manera coordinada” para esclarecer lo sucedido.

El Mecanismo de Monitoreo y Verificación del alto el fuego y desarme conformado por Naciones Unidas, gobierno y FARC, señaló que ya está investigando el supuesto enfrentamiento, en conjunto con las fuerzas militares.

El gobierno y las FARC suscribieron el 24 de noviembre un acuerdo final de paz que ya fue refrendado por el Congreso. Cerca de 5 mil 800 miembros de las FARC se han movilizado en los últimos días hacia 26 sectores ya definidos donde prepararán su desmovilización.

En medio del proceso de paz algunos integrantes de los frentes Primero y 14 de las FARC anunciaron que no se acogerían al acuerdo con el gobierno, tras lo cual la comandancia del grupo guerrillero los expulsó y les prohibió seguir usando el nombre de la organización.

El jefe de la misión de la ONU en Colombia, Jean Arnault, señaló que fue imposible cumplir a tiempo el primer objetivo establecido en el proceso de cese el fuego con las FARC, y que el segundo objetivo, la destrucción de municiones inestables, tampoco se alcanzará en el plazo establecido del 30 de enero, pero se mostró confiado en que la meta de deponer armas se cumplirá para principios de junio.

Por otra parte, Ecuador se declaró listo para acoger, desde hoy, nuevos contactos exploratorios de paz entre el gobierno colombiano y la segunda guerrilla en importancia de ese país, el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS