23 | ABR | 2019
Madre en Italia pide respetar dignidad de su hija tras suicidio
Aspectos de los funerales de la joven de 31 años. /AP

Madre en Italia pide respetar dignidad de su hija tras suicidio

17/09/2016
21:00
Redacción
-A +A
Teresa Giglio, madre de Tiziana Cantone, la joven que se quitó la vida tras difundirse un video de ella teniendo relaciones sexuales, abogó por el respeto a la memoria de su hija, informó The Guardian

El funeral por Tiziana Cantone –la joven italiana de 31 años que decidió suicidarse tras la difusión sin su consentimiento de un video de contenido sexual-se celebró en Nápoles el pasado viernes, informó el diario británico The Guardian.

Cantone se suicidó después de recibir burlas de un video publicado en línea que le mostraba teniendo relaciones sexuales.

Ella había ganado ante tribunales la orden de detener en los motores de búsqueda de Internet el video pero al parecer tomó la decisión de privarse de la vida tras el clamor mediático que generó el video sexual del que era protagonista y que fue difundido sin su autorización en la web, donde se volvió viral.

The Guardian destacó que tras el suicidio de la joven mujer ahora Italia lucha por evitar que surjan más casos como este.

Cabe recordar que en agosto pasado un tribunal dio la razón a Tiziana y, con carácter de urgencia, ordenó a redes sociales como Facebook retirar el video, los comentarios negativos, así como las páginas -más de 100 mil- en las que era mencionado.

Los jueces también condenaron a los autores de la publicación del video, a Facebook y a varios portales y motores de búsqueda en internet a pagar a la víctima 20 mil euros (unos 22 mil 504 dólares) por gastos legales.

Al mismo tiempo, sin embargo, ordenaron a la mujer pagar una suma similar, también por gastos legales, a Youtube, Yahoo, Google, Appideas y Citynews, que ya habían removido las imágenes en cuestión.

El caso inició en 2015, cuando ingenuamente la víctima envió a unos amigos el video que había sido grabado por su pareja cuando mantenían relaciones sexuales.

Los “amigos”, a su vez, enviaron el video a varios teléfonos celulares, de donde después fueron difundidos por la web.

En pocas horas, las imágenes se volvieron virales y la chica ya no podía caminar por las calles de su pueblo, pues era reconocida e insultada.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios