Se encuentra usted aquí

Washington sospecha de ciberataque ruso

Hackean una red de correos electrónicos del Estado Mayor
07/08/2015
03:17
-A +A

Washington.— Rusia es el principal sospechoso de un sofisticado ciberataque contra una red de correos electrónicos no clasificados del Estado Mayor Conjunto del Ejército de Estados Unidos que el mes pasado llevó al Pentágono a restringir el acceso a algunos segmentos de esa red, dijeron ayer funcionarios estadounidenses.

Los primeros reportes vincularon firmemente a Rusia con el ataque, dijo un funcionario de Estados Unidos que prefirió no ser identificado debido a que la investigación está en marcha.

“Fue un ataque ‘spearphishing’ rastreado a ese país”, dijo uno de los funcionarios cuando fue consultado sobre el posible involucramiento de Rusia, aunque no está claro si el ataque fue autorizado por el gobierno ruso o fue el trabajo de individuos particulares.

Un segundo funcionario, que habló bajo condición de anonimato, describió a Rusia como el principal sospechoso pero advirtió que los investigadores podrían demorar bastante tiempo en atribuir firmemente la responsabilidad del ataque. El Pentágono se negó a realizar comentarios.

A fines de abril, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Ash Carter, culpó a piratas informáticos rusos de una intrusión cibernética sobre una red militar no clasificada de su país este año, al decir que descubrieron una vieja vulnerabilidad que no había sido reparada.

En este último caso, el Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, que emplea a unos 2 mil 500 civiles y uniformados, ha visto el acceso a su correo electrónico no clasificado muy restringido desde el último fin de semana de julio. El resto del Pentágono parece no haber sido afectado.

Funcionarios señalaron a Reuters que el ataque parecía provenir de la acción de un país extranjero, en lugar de un pirata informático menos sofisticado.

El ataque se produce aproximadamente dos meses después de que hackers que se cree que están asociados con el gobierno de China penetraron la Oficina de Gestión de Personal de Estados Unidos y robaron información personal de aproximadamente 21 millones de personas, incluidos cuatro millones de empleados federales con permisos de seguridad, recordó ayer el sitio online de US News and World Report. Reuters

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS