Israel encarcela 6 meses a extremista sin juicio

Es la primera vez que Israel coloca a un israelí bajo detención administrativa
05/08/2015
03:01
AP
Jerusalen
-A +A

Israel envió a prisión a un extremista judío durante seis meses sin cargos ni juicio, ampliando su campaña contra milicianos judíos con la polémica medida empleada para los palestinos sospechosos de participar en ataques.

Es la primera vez que Israel coloca a un israelí bajo detención administrativa, como se conoce esta práctica, desde que emprendió una operación contra milicianos judíos tras dos ataques mortales la semana pasada.

El ministro israelí de Defensa, Moshe Yaalon, firmó una orden el martes por la tarde para encarcelar seis meses al extremista Mordechai Meyer, del asentamiento cisjordano de Malé Adumin.

Meyer, que según medios israelíes tiene 18 años, está retenido por su relación con "actividades violentas y atentados terroristas recientes" , según un comunicado de la oficina de Yaalon.

El Ministerio no dio detalles sobre las acusaciones en su contra. Pero medios israelíes señalaron que Meyer es sospechoso de tener conexión con los ataques contra una importante iglesia en el norte de Israel y otra en Jerusalén, así como en ataques contra propiedades palestinas. En el pasado se la ha prohibido la entrada a Cisjordania y Jerusalén, señalaron los medios.

La detención intensifica la campaña contra milicias judías, tras dos ataques mortales la semana pasada.

Supuestos extremistas judíos incendiaron el viernes la semana pasada una casa en Cisjordania, matando a un bebé palestino e hiriendo de gravedad a sus padres y su hermano de cuatro años. Un día antes, un judío ultraortodoxo contrario a los homosexuales apuñaló a seis personas en un desfile del Orgullo Gay. Una de ellas —una chica de 16 años— murió después de sus heridas.

El primer ministro, Benjamin Netanyahu, ha prometido "tolerancia cero" con los terroristas judíos y el gobierno autorizó una serie de medidas, como la detención administrativa, para ayudar a frenar la tendencia.

Las autoridades también detuvieron el martes a Meir Ettinger, un conocido activista acusado de liderar un nuevo movimiento de jóvenes colonos desafiantes que emplean la violencia y rechazan el Estado de Derecho en nombre de la pureza de Tierra Santa.

Ettinger, de 23 años, no está bajo detención administrativa, sino arrestado por "participación en una organización extremista judía" . La agencia de seguridad Shin Bet no aclaró si Ettinger también era sospechoso del ataque sobre la casa incendiada en Cisjordania.

La detención administrativa suele utilizarse para encarcelar a presos palestinos durante meses o años sin juicio. Rara vez se utiliza contra israelíes. Tel Aviv ha defendido la detención administrativa de palestinos como una herramienta necesaria para impedir ataques milicianos.

El abogado de Meyer, Adi Keidar, dijo que hay "medidas menos drásticas" que podría utilizar el gobierno en una investigación contra su cliente. En declaraciones a la radio del Ejército, dijo que se oponía a la detención sin cargos tanto para israelíes como para palestinos.

"Hablando en términos legales, uno no puede agarrar a una persona y meterla en la cárcel, sin tener pruebas en su contra", dijo Keidar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS