Se encuentra usted aquí

Gobierno griego hace pagos pendientes

Bancos de la nación helena reabren sus puertas. Mañana el Parlamento vota reformas financieras
Los griegos hacen fila desde muy temprano en el Banco Nacional de Grecia y en otras entidades bancarias, que ayer reabrieron sus puertas. (THANASSIS STAVRAKIS. AP)
21/07/2015
03:31
Agencias
-A +A

Atenas.— Grecia transfirió ayer tanto al Banco Central Europeo (BCE) como al Fondo Monetario Internacional (FMI) pagos de la deuda que tenía pendientes, en una jornada en la que volvieron a abrir los bancos en el país después de tres semanas de cierre.

“Puedo confirmar que Grecia pagó por completo sus atrasos al FMI”, dijo el portavoz del organismo, Gerry Rice. Ahora, el Fondo está dispuesto a continuar con sus ayudas a Atenas, agregó. En total se trataba de 4 mil 500 millones de dólares para el BCE y 2 mil 200 millones de dólares para el Fondo, informó una fuente del Ministerio de Finanzas en Atenas.

En el caso del BCE se trata de bonos públicos que tiene la entidad por valor de 3 mil 500 millones de euros más 700 millones en intereses.

La Comisión Europea confirmó en un comunicado el otorgamiento a Grecia de un crédito puente por 7 mil 771 millones de dólares para ayudar al país a pagar créditos pendientes con el FMI y el BCE hasta que comience a recibir financiación bajo el nuevo programa de ayuda del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Entretanto, los bancos de Grecia volvieron a abrir sus puertas, aunque los ciudadanos siguen sin poder retirar más de 60 euros por día de los cajeros o las ventanillas.

Además, para los griegos se encareció el costo de vida con el aumento del IVA de 13 a 23% para ciertos productos y servicios, una de las exigencias de los acreedores internacionales para negociar un tercer rescate al país.

Los controles de capitales se mantienen para evitar una temida fuga masiva de fondos. El viernes, los clientes podrán retirar de una sola vez 300 euros en caso de que en los días anteriores no hayan extraído dinero. La semana próxima la cifra se elevará a 420 euros (equivalente a 60 euros por siete días). Frente a la mayoría de las entidades bancarias se formaron largas filas desde primera hora. En su mayoría se trataba de personas que no tienen tarjetas de débito para retirar dinero a través de los cajeros. Otros pagaban sus facturas de electricidad o agua y pequeños y medianos empresarios transferían dinero a sus proveedores o depositaban cheques en sus cuentas, señaló un empleado del Banco del Pireo.

El Banco Central Europeo había anunciado la semana pasada que aumentaba su línea de crédito de emergencia para los bancos griegos a 900 millones de euros.

A partir de ayer los griegos también tienen acceso sin controles previos a sus cajas de seguridad en los bancos. Las entidades financieras estaban cerradas desde el 29 de junio.

El aumento del IVA se aplica a productos como carne, embutidos y pescado procesado. También sentirán el cambio los turistas, pues suben los precios de la comida en tabernas y bares y más adelante se encarecerán las tarifas de metro y ferry.

El miércoles el Parlamento griego tiene que aprobar más reformas, en este caso para acelerar los procesos judiciales y poner en marcha la regulación para sanear los bancos y desmembrarlos en entidades separadas. Sobre esa votación, el ministro de Energía de Grecia, Panos Skurletis, y el de Trabajo, Yorgos Katrugalos, llamaron al partido gobernante Syriza a la unidad. Por su parte, la nueva portavoz del gobierno griego, Olga Yerovasili, afirmó que la convocatoria de elecciones anticipadas no entra en los planes del Ejecutivo, como tampoco una escisión de Syriza.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS