Hillary: tiroteo en Charleston es 'terrorismo racista'

La precandidata presidencial respaldó la posibilidad de retirar la bandera confederada del Parlamento de Carolina del Sur
23/06/2015
18:05
Washington
-A +A

La aspirante presidencial demócrata Hillary Clinton definió hoy como "un acto deterrorismo racista" el tiroteo de la semana pasada en una iglesia de la comunidad negra de Charleston (Carolina del Sur) e instó a los negocios de EU a dejar de vender productos con la polémica bandera confederada.

En un discurso sobre el problema de racismo en Estados Unidos, Clinton empleó un término, el de "terrorismo", que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) ha evitado utilizar de forma oficial para describir el tiroteo en el que un joven radical blanco mató a nueve feligreses negros la semana pasada.

El tiroteo fue "un acto de terrorismo racista perpetrado en una casa de Dios", dijo Clinton en una iglesia de Florissant, una comunidad cercana a Ferguson (Misuri), donde el asesinato de un joven negro a manos de un policía blanco hace casi un año generó protestas y avivó el debate sobre el racismo en el país.

El Departamento de Justicia de EU indicó el viernes pasado que está investigando el tiroteo en Charleston "desde todos los ángulos, incluido como un crimen de odio y como un acto de terrorismo doméstico", en palabras de la portavoz Emily Pierce.

No obstante, el director del FBI, James Comey, dijo también el viernes que no considera que el suceso en Charleston encaje en la descripción de un acto terrorista.

"El terrorismo es un acto de violencia o una amenaza que busca intentar influir en una entidad pública o en la ciudadanía, por lo que es más bien un acto político, y basándome en lo que sé, no veo que (el tiroteo en Charleston) fuera un acto político", indicó Comey en una conferencia de prensa en Baltimore (Maryland).

En su discurso de hoy, Clinton también respaldó la posibilidad de retirar la bandera confederada del Parlamento estatal de Carolina del Sur, como se disponen a debatir los legisladores de ese estado, y de otros territorios sureños donde se expone de forma oficial esa polémica insignia.

"(La bandera) no debería ondear allí (en el Parlamento de Carolina del Sur). No debería ondear en ningún lugar" , afirmó la exsecretaria de Estado estadounidense.

También celebró los anuncios la cadena minorista Walmart y otras tiendas, como Amazon, eBay y Sears, de que dejarán de vender productos que muestren la bandera confederada, e instó a todos los negocios del país a seguir su ejemplo.

El tiroteo en Carolina del Sur ha hecho aumentar la polémica sobre la bandera confederada, la que adoptaron en la Guerra Civil de EU los estados secesionistas -y favorables a la esclavitud- de la Confederación frente a la Unión (estados norteños) , y que para muchos estadounidenses supone un emblema racista.

Sin embargo, Clinton consideró que dejar de enarbolar la bandera confederada es "solo el comienzo" de lo que tiene que hacer el país, e instó a emprender reformas más profundas ante los problemas del racismo y la violencia armada, como programas de educación y legislación para el control de armas.

"La larga lucha de Estados Unidos con el tema de la raza está lejos de haber terminado", afirmó Clinton.

ahd 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS