Alertan de riesgos de migración masiva ilegal

Informe del gobierno colombiano enumera amenazas del fenómeno. Terrorismo, tráfico de órganos, epidemias, entre los peligros
En esta foto cortesía del diario La Prensa, de Nicaragua, migrantes chinos ilegales, que buscaban viajar a Estados Unidos, detenidos en un puerto nicaragüense
01/05/2015
04:30
José Meléndez / corresponsal
-A +A

Un informe del gobierno de Colombia advirtió que la masiva migración irregular de latinoamericanos, asiáticos y africanos del sur al norte de América por vías terrestres y marítimas y controlada por redes mafiosas, acarrea una cadena de “riesgos vinculados” por la mezcla del fundamentalismo religioso, el terrorismo y el tráfico de órganos, drogas, armas y dinero, pero sin descartar el impacto sanitario por el peligro de propagación de epidemias como ébola y chikungunya.

El informe evalúa el fenómeno de la combinación de migrantes procedentes de China, Bután, Irán, Paquistán, Siria, Líbano, Nepal, Singapur, Sri Lanka, India, Bangladesh y de otros países asiáticos, y de Somalia, Etiopía, Gambia, Eritrea, Nigeria, Ghana, Sierra Leona y otras naciones africanas con latinoamericanos y caribeños. Todos recorren el continente americano de sur a norte y utilizan documentos falsos y otros mecanismos ilegales para evadir los controles. El estudio, denominado “Migración Irregular: Tráfico de Migrantes”, es de abril de 2015 y fue elaborado por Migración Colombia, que depende del Ministerio de Relaciones Exteriores y que entregó una copia a EL UNIVERSAL.

Los resultados coinciden con una investigación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, que alertó en diciembre de 2013 que una vasta operación de contrabando de africanos y asiáticos dirigida por “redes criminales transnacionales” con enlaces y escalas en Brasil, Venezuela y Colombia, usa a Centroamérica como base para tráfico ilícito de personas a México, Estados Unidos y Canadá.

“Todo eso es una amenaza. Arropadas por organizaciones de tráfico de seres humanos, gran número de personas pasan por nuestras fronteras, mientras prosigue el contrabando de drogas que vienen del sur y de armas que vienen del norte que son almacenadas en bodegas para sacarlas poco a poco”, advirtió ayer el ministro de Seguridad Pública de Costa Rica, Gustavo Mata. “Hay un grupo de sujetos africanos y asiáticos que vienen con creencias ortodoxas que podrían poner en riesgo a los países de la región. Para nadie es un secreto que el terrorismo trata de ir principalmente hacia Estados Unidos. Y estamos siendo víctimas del tráfico de personas que también son víctimas de los traficantes”, añadió.

Entre otros hallazgos, el estudio colombiano destaca:

• Existe una cadena de riesgos relacionados con la mezcla de migrantes asiáticos y africanos vinculados al fundamentalismo y a “otras organizaciones”, con latinoamericanos y caribeños, además de que son introducidos en trata de personas con fines de contrabando de armas, drogas, dinero y órganos, y generan peligros sanitarios por los eventuales contagios de enfermedades como ébola, chikungunya y “otras”.

• Los asiáticos pagan por el viaje entre 25 mil y 60 mil dólares, según su procedencia desde China, India, Bangladesh, Nepal y otros países de Asia hasta Estados Unidos, “haciendo la ruta por Sudamérica”. Registros migratorios colombianos mostraron que un total de 9 mil 114 chinos ingresaron en 2014 a Colombia, con meses de mayores entradas (abril con 943, agosto con 804 y noviembre con mil 40), mientras que 2 mil 353 entraron en el primer trimestre de 2015.

• Los africanos pagan 100 dólares por el paso en la frontera entre Ecuador y Colombia y entre 6 mil y 10 mil dólares por la permanencia y tránsito en territorio colombiano y para salir hacia Centroamérica por el caribeño puerto de Turbo, en el norte de ese país fronterizo con Panamá.

• El informe registra a cubanos, ecuatorianos, dominicanos o haitianos víctimas de la trata. Los cubanos pagan 500 dólares por transporte terrestre y marítimo de Quito a la frontera de Colombia con Panamá y, adicionalmente, pagan 500 dólares para obtener documentos colombianos. El monto es aparte del costo de su transporte ilegal a EU.

Datos de Migración de Costa Rica reflejan parcialmente el movimiento que se produce en la cercana Colombia, aunque ningún chino aparece en los recuentos de situación migratoria irregular en suelo costarricense del 1 de enero al 28 de abril de 2015. En ese periodo, el ingreso de africanos y asiáticos a Costa Rica ha sido constante pero variable en número y aunque a veces entraron afganos, paquistaníes, guineanos, eritreos, cameruneses, senegaleses o togoleses, entre otros oriundos de África y Asia, los grupos mayoritarios fueron de nepaleses (442), somalíes (315), bengalíes (197) y ghaneses (184). 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS