Hillary al fin se decide: sí quiere ser presidenta

Revela su intención en un video difundido por internet. Promete equilibrar la balanza, que favorece a los que más tienen
Hillary Clinton en un foro sobre "El Poder de la Participación de las Mujeres en la Economía", en la Universidad de Georgetown, en Washington, en octubre del año pasado.
13/04/2015
02:55
-A +A

Nueva York/ Washington.— La ex secretaria de Estado Hillary Clinton anunció ayer una largamente esperada segunda campaña para llegar a la presidencia de Estados Unidos, con la promesa de luchar por nivelar el campo de juego para quienes se están recuperando de momentos económicos difíciles.

Clinton, quien comienza la carrera para los comicios presidenciales del 2016 como la favorita del Partido Demócrata, entró en la contienda con un anuncio por video en el que dijo que “la balanza aún se inclina a favor de quienes” tienen los mayores ingresos.

“Los estadounidenses de a pie necesitan una defensora. Quiero ser esa defensora”, dijo Clinton en el video de dos minutos, en donde se ve a diversas personas contando cuáles son sus planes para el futuro. Sus perspectivas se nutren de proyectos que van desde la jubilación hasta la inauguración de un local o los preparativos para una boda homosexual. “Yo también me estoy preparando para algo”, dice luego Clinton. “Competiré por la presidencia”.

Hillary, quien perdió la batalla por la nominación demócrata ante Barack Obama en el 2008, estará mañana y el miércoles en Iowa, donde se llevará a cabo la primera contienda por la candidatura a principios de 2016.

La campaña de Clinton enfatizará sus planes por abordar la desigualdad económica y promoverá el carácter histórico de sus esfuerzos por convertirse en la primera presidenta mujer de EU, dijeron asesores. Uno de los principales desafíos para una mujer que ha sido una de las figuras más famosas de Estados Unidos desde principios de la década de 1990, será mostrar su faceta más accesible mientras busca conectarse con los votantes corrientes.

Sus críticos, incluido miembros liberales de su propio partido, han dicho que ha estado fuera de contacto con la realidad tras décadas como mujer del ex presidente Bill Clinton, senadora o secretaria de Estado. Para atender a este aspecto, el sitio web y el video del anuncio de Clinton muestran a estadounidenses hablando de su futuro, y una imagen de la ex senadora sosteniendo un vaso de café en una mesa junto a una pareja de personas mayores.

El fantasma de Bengasi. Aun antes del muy anuncio, posibles oponentes republicanos lanzaron críticas contra Clinton. El ex gobernador de Florida Jeb Bush criticó su orientación en política exterior como secretaria de Estado.

“Debemos hacerlo mejor que con la política exterior de Obama-Clinton que dañó la relación con nuestros aliados y envalentonó a nuestros enemigos”, dijo Bush, quien analiza lanzar su campaña, en un video.

El senador de Kentucky Rand Paul, quien comenzó formalmente su campaña para la nominación republicana la semana pasada, dijo que el período de Clinton como secretaria de Estado puso en duda sus cualidades para gobernar y criticó su manejo de un ataque en el 2012 al consulado en Bengasi, Libia.

El Comité Nacional Republicano arremetió ayer contra Clinton. En un comunicado, Reince Priebus, presidente del comité, acusó a Hillary de dejar tras de sí “un rastro de secretos, escándalos y políticas fracasadas”, y dijo que su candidatura presidencial representa “más de lo mismo”.

Hillary aún tiene que convencer a algunos liberales de que es la mejor candidata para atender asuntos como la desigualdad de ingresos y el poder de los bancos de Wall Street. Algunos grupos liberales están impulsando a la senadora demócrata Elizabeth Warren, quien criticó algunas prácticas de Wall Street, para que desafíe a Clinton.

“Es oficial: Hillary se está postulando a la presidencia”, dijo John Podesta, un alto asesor de Clinton, en un correo electrónico enviado a quienes la siguieron durante su fallido intento por llegar a la presidencia en el 2008. “Habrá un evento formal de lanzamiento el próximo mes”, agregó.

Encuestas y analista políticos colocan a Clinton como segura ganadora de la nominación presidencial de su partido, mientras partidarios y grupos de acción política que apoyan a la ex senadora esperan recaudar alrededor de dos mil 500 millones de dólares para solventar los gastos de campaña que se espera sea la carrera presidencial más costosa hasta el momento. Agencias

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS