Se tiñe de rojo el río de Los Remedios

El rojo intenso que los vecinos de Echegaray y La Florida observaron en el agua proviene de una empresa textilera, informaron las autoridades (CORTESÍA)
25/05/2017
01:02
Rebeca Jiménez Jacinto
Naucalpan, Méx.
-A +A

[email protected]

El rojo intenso que los vecinos de Echegaray y La Florida observaron en el Río Chico de Los Remedios proviene de una empresa textilera, que ya supervisa el Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OAPAS), informaron autoridades municipales.

Luego de la alarma que despertó entre colonos de La Florida y de Echegaray el paso de aguas rojas, que se degradó a violeta y azul, en el caudal de este río que cruza junto al recién inaugurado Paseo Jerusalén, personal del organismo inició una rastreo del origen de las descargas y detectó que provenían de la zona de Santa Cruz Acatlán. 

Se trata, confirmó personal de OAPAS, de la empresa textilera Cualitex, SA de CV.

Tomaron muestras de las descargas y ordenó el análisis de laboratorio para verificar que las descargas de la textilera cumplan con la Norma Oficial Mexicana, que exige la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales ( Semarnat), informaron voceros del ayuntamiento.

Los resultados de las pruebas estarán listas en unos días, en tanto el Organismo de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento inició un acta de procedimiento que podría derivar en una sanción, si se comprueba que hay elementos tóxicos o peligrosos en el caudal.

“Inicialmente las muestras de agua aparentan que no son residuos que pongan en peligro la salud de la población, dieron a conocer autoridades de Naucalpan.

Paseo Jerusalén, equipado con juegos infantiles y pista para correr, se construyó junto al río, “que además de descargas de drenaje conduce sustancias químicas y no sabemos qué más, prueba de ello es el rojo intenso del caudal que pasó por aquí el domingo”, acusaron con preocupación vecinos de La Florida que denunciaron el suceso.

Además, los juegos infantiles y la pista para corredores fueron ubicados bajo líneas de alta tensión pertenecientes a la Comisión Federal de Electricidad, lo que generaría daños a la salud.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS