Debate caldea ánimos de los simpatizantes de candidatos

Pelean por lugar en explanada y también intercambian insultos y golpes entre ellos
Pelean por lugar en explanada y también intercambian insultos y golpes entre ellos (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
10/05/2017
02:19
Emilio Fernández
-A +A

[email protected]

Toluca, Méx.— Como en el futbol, la violencia en el campo se fue a las gradas. Así ocurrió en el segundo debate. Los ataques que se hicieron los seis candidatos a la gubernatura del Estado de México durante la transmisión televisiva de 90 minutos se extendió a la calle, a la explanada del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM).

Los ánimos se caldearon entre los seguidores de Morena y los del PT. Recién había iniciado el ejercicio electoral en la pantalla gigante que se instaló frente a la sede del IEEM cuando los simpatizantes de ambos institutos políticos intercambiaron ofensas verbales, luego empujones y golpes, algunos utilizaron las banderolas que llevaban consigo para agredir a sus oponentes.

 

 

Los aspirantes, del PT, Óscar González Yáñez; de Morena, Delfina Gómez Álvarez, y del PRD, Juan Zepeda, se disputaron el espacio en el exterior del órgano electoral. Los que llegaron primero fueron los simpatizantes del petista, quienes se apostaron frente a la pantalla en la entrada principal del IEEM.

 

Ahí se colocó su banda de música, como en el primer debate, y como en esa ocasión festejaron todas las intervenciones del ex alcalde de Metepec. A un lado se instalaron los morenistas, la mayoría provenientes de Texcoco, la tierra de la candidata Delfina Gómez.

Portaron cartulinas en las que aseguraron que dieron su consentimiento para que les descontaran parte de su sueldo durante su gestión.

“Mi número de nómina es 115, jamás fui asaltado por la maestra Delfina”, decía uno de los carteles.

A un lado se acomodaron los seguidores del ex alcalde de Nezahualcóyotl, Juan Zepeda. Como quedaron lejos de la pantalla en el primer debate, ahora trajeron consigo su propia televisión para ver y escuchar las intervenciones de su candidato.

Los petistas, en su mayoría jóvenes, vitoreaban a Óscar González en cada intervención y silbaban cuando aparecían en la pantalla los otros aspirantes, principalmente Alfredo del Mazo, a quien le gritaban “¡ratero, ratero!”, como el 25 de abril pasado, cuando se efectuó el primer ejercicio electoral.

Hicieron lo mismo cuando las cámaras tomaban a la panista Josefina Vázquez Mota, al del sol azteca Juan Zepeda y a la morenista Delfina Gómez.

Las rechiflas a la ex alcaldesa de Texcoco calaron en el orgullo de sus seguidores, quienes reclamaron a los del PT. Casi frente a la entrada del recinto electoral las porras de los dos aspirantes se liaron a golpes.

Pero aquí no hubo árbitro ni abanderados que les sacaran la tarjeta roja. Fueron sus propios compañeros los que tuvieron que separarlos.

Los amarillos estuvieron expectantes, no intervinieron en la gresca. Después del zafarrancho los integrantes de los dos partidos siguieron en el mismo sitio. Los del PT seguían provocando a los morenistas, pero ya no se presentaron más agresiones.

Hombres y mujeres vestidos de negro y con máscara, que decían ser del grupo Anonymous, llegaron a protestar en silencio.

Frente al inmueble de Paseo Tollocan se colocaron en fila y esta vez traían sobres llenos de documentos destinados a la prensa. Eran supuestas pruebas de contratos de obras que otorgó a empresas Delfina Gómez Álvarez cuando fue alcaldesa de Texcoco.

Los hombres y mujeres vestidos de negro y con máscaras se fueron en silencio. Los que no guardaron silencio fueron los morenistas y petistas cuando detectaron a la dirigente nacional del PRD, Alejandra Barrales, y al ex líder nacional perredista, Jesús Ortega, líder de Nueva Izquierda, cuando caminaban por la banqueta frente al IEEM para ingresar al recinto.

Los miembros del sol azteca fueron los invitados de Juan Zepeda. Uno de los petistas encaró a Ortega a su paso hacia el estacionamiento. “¡Vete a disfrutar de tu departamento a Miami!”, gritó otro joven petista a Barrales.

Al final del debate, los miembros de Morena se apostaron a los costados del estacionamiento por donde saldrían los vehículos de los candidatos y cuando pasaron Alfredo del Mazo y Josefina Vásquez Mota con sus banderolas golpearon las unidades.

Festivos, como iniciaron la jornada, se fueron del IEEM.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS