"Muerte de mi madre fue por negligencia"

Guadalupe se hincó para pedir el traslado de su mamá
Archivo / EL UNIVERSAL
09/07/2015
01:51
Juan Manuel Barrera
-A +A

[email protected]

Cuautitlán Izcalli, Méx.— Guadalupe Martínez Loza se hincó ante el doctor Álvarez, subdirector del área de urgencias del hospital 57 del IMSS en La Quebrada. Le suplicó trasladar a su madre, Graciela Loza Martínez, al hospital de La Raza, pues su salud empeoraba. Ni así accedió el médico, encargado del área los fines de semana.

La mujer inició la queja 974/2015 ante la Comisión Nacional de Arbitraje Médico (Conamed) por presunta negligencia en la que habrían incurrido médicos del hospital al diagnosticar mal a su madre, quien finalmente murió.

Martínez Loza relató que el 18 de abril, su madre sufrió dolor de abdomen y la llevaron a urgencias del hospital de La Quebrada, donde le dijeron que tuvo un infarto y quedó hospitalizada. La mujer tenía las piernas marmoleadas, frías y moradas.

Agregó que comentó a los médicos que su madre tuvo trombosis hace ocho años. Sin embargo, los doctores insistieron en su diagnóstico.

“Le diagnostican que tuvo un infarto, pero los síntomas que yo veo son más bien de una trombosis, ella hace ocho años tuvo una y la trasladaron de forma inmediata al hospital de La Raza, donde la operaron de urgencia y oportunamente, yo le pido a usted un traslado”, pidió al doctor Álvarez.

Martínez Loza incluso se hincó ante el médico, quien le explicó que no podría realizar el traslado pues la paciente recibía el tratamiento correcto, y la cuestionó: “¿Siquiera tiene usted idea de lo que es una arteria o una vena?”

Martínez Loza contestó: “Doctor, primero que nada a mi no me hable como estúpida. Por supuesto que sé lo que es una arteria y una vena. Soy cirujano dentista y al menos la noción de la anatomía sí la sé, tal como sé, por la historia clínica de mi mamá, que están equivocados en su diagnóstico, que no tuvo un infarto y sí una trombosis. Y que estamos perdiendo tiempo, por favor, solicite el traslado”.

El 20 de abril, la ambulancia salió a las 10:30 hacia La Raza, donde una angióloga le dijo que si mamá llegó tenía daño irreversible en las piernas.

La regresaron a La Quebrada, donde le amputaron las dos piernas y de ahí al hospital 72 del IMSS, en Tlalnepantla, pero su madre empeoró, por lo que la trasladan otra vez a La Raza, donde falleció por los malos cuidados.

La mujer, junto con Diego Muñoz, cuya madre también murió en La Quebrada, y familiares de otros pacientes, integraron un frente común para evitar que continúen presuntas negligencias médicas en el sitio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS