Supervisa SCT obras en la México-Toluca

Proyecto tiene un avance de 50%; será concluida en 2016
El secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y el gobernador Eruviel Ávila Villegas verificaron los trabajos de la nueva autopista México-Toluca en su tramo de La Marquesa (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
24/07/2015
00:49
Ma. Teresa Montaño
-A +A

[email protected]

Lerma, Méx.— El secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno federal, Gerardo Ruiz Esparza y el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila Villegas, supervisaron los trabajos y el estado físico de la nueva autopista México-Toluca, en su tramo de la Marquesa, la cual registra un avance en su construcción de 50% y estará concluida el año entrante.

Durante el recorrido, el titular de la SCT explicó que la obra contempla una inversión total de tres mil 700 millones de pesos a lo largo de 13.5 kilómetros y que el proyecto genera tres mil empleos directos, así como 10 mil indirectos, lo que la convierte en un importante factor de empleo y beneficios para la gente, lo que se suma también a la derrama económica de alrededor de 60% en la zona donde se construye.

El funcionario indicó que se tiene proyectada la siembra de 10 árboles nuevos por cada uno de los que han sido retirados.

Por su parte, el gobernador Eruviel Ávila Villegas mencionó que la carretera Marquesa-Toluca habrá de comunicar mejor a las dos capitales más importantes del país; la ciudad de México y Toluca, con el fin de atraer más inversiones.

“México se está moviendo, el empleo está creciendo producto de la construcción y de la derrama económica, gracias a lo cual hay más progreso”, señaló el mandatario.

La construcción de la Autopista México-Toluca inicia en el kilómetro 35, en la zona de La Marquesa, donde confluyen la autopista y la carretera federal y termina en el kilómetro 48.5, a un costado del cuerpo “B” de la carretera federal.

Esta importante obra carretera agilizará y dará fluidez vehicular a uno de los principales accesos al Distrito Federal y su zona conurbada, ya que disminuirá los tiempos de recorrido y sus costos de operación.

De igual forma, elevará el nivel de movilidad, eficiencia y seguridad para el traslado de bienes y personas que circulan entre la capital mexiquense y la ciudad de México, puntualizó Ruiz Esparza.

La obra tiene una longitud de 13.53 kilómetros, en los que se alcanzará una velocidad de hasta 110 kilómetros por hora. Su construcción inició en agosto de 2014 y se tiene previsto que concluya en 2016.

Durante el recorrido de supervisión, también se revisaron las labores de conservación de la carretera libre México-Toluca, que implica una inversión de más de 191 millones de pesos, misma que además de comunicar la ciudad de México con la capital del estado, conecta con el occidente del país y forma parte del corredor México-Nogales.

Tiene una longitud total de 44.6 kilómetros, de los cuales 29.6 tienen trabajos de conservación, la superficie de rodamiento está hecha de concreto asfáltico con un espesor de 10 centímetros, cuenta con dos rampas de frenado, tres retornos, además de cinco letreros luminosos con indicaciones viales.

Asimismo, cuenta con cinco radares de velocidad y cuatro mil 700 piezas de señalización restrictiva, informativa y preventiva, para un Tránsito Diario Promedio Anual de 120 mil vehículos.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal