"La oratoria es un vehículo para dar voz a quienes no la tienen"

Woodhouse, ganador de la justa, dice que no debe ser vista sólo como una disciplina
En segundo lugar quedó Irving Ali Ramírez Prado, con quien Woodhouse llegó hasta la última etapa; ambos confrontaron sus puntos de vista sobre migración y hambre en América Latina (JORGE ALVARADO. EL UNIVERSAL)
25/06/2015
01:44
Ma. Teresa Montaño
-A +A

[email protected]

Ocoyoacac, Méx.— La oratoria no debe ser vista sólo como una disciplina, debe ser un instrumento, un vehículo para dar voz a quienes no la tienen y a través de ella llevar y presentar las demandas y carencias de los de sin voz, de los desposeídos, señaló Christopher Woodhouse Martínez, de 18 años de edad, ganador de la eliminatoria estatal del Concurso de Oratoria y Debate Público de Instituciones de Educación Superior del Estado de México, auspiciado por EL UNIVERSAL.

El estudiante recién egresado del Instituto Cumbres, salió adelante en la final estatal y representará a la entidad mexiquense en septiembre próximo, en la final nacional que realizará El Gran Diario de México en el estado de Tlaxcala en septiembre próximo.

En esta etapa participaron al menos once jóvenes de diversas instituciones públicas y privadas, entre ellos cuatro mujeres, quienes desplegaron una cauda de conocimientos históricos, políticos, culturales, artísticos y literarios para desarrollar temas de actualidad y de impacto social, los cuales les fueron asignados al azar, por el jurado calificador.

Tras una intensa contienda de seis horas, el ganador disertó sobre las reformas estructurales de la actual administración federal, la historia de los concursos de oratoria y debate que realiza EL UNIVERSAL desde 1926 y el impacto social de la oratoria como disciplina.

En segundo lugar quedó Irving Ali Ramírez Prado, con quien Woodhouse llegó hasta la última etapa, para realizar un “debate parlamentario” en el cual confrontaron sus puntos de vista sobre el fenómeno de la migración y el hambre en América Latina.

De esta manera brillantes oradores, como Evelín Aide Beltrán Juárez, pusieron en la mesa la gran proyección diplomática que tiene México en el concierto de las naciones, en contraste con su falta de sensibilidad “interna” ante los 70 mil muertos que nos ha dejado la guerra contra el narcotráfico. “Tenemos 13 tratados internacionales, pero no podemos sentir tristeza por el pobre pago que reciben nuestros campesinos”, dijo la concursante.

Irving Ali consideró que la descentralización es un proyecto viable para México, ya que la historia del país se basa en puntos de quiebre que marcan las grandes transformaciones, pese a lo cual el Pacto Federal de 1824 sigue vigente y es congruente, dijo, con las reformas estructurales.

Los participantes Lucio Ordoñez Huerta, Evelin Aide Beltrán Juárez, Irving Ali Ramírez Prado, Christhopher Woodhouse Martínez, Christian Sarhí Carpio y Enrique Pérez Alcántara recibieron reconocimientos como los mejores oradores de la tarde.

El jurado lo encabezaron el director del Colegio Mexiquense, Humberto Benitez Treviño, y el director del Tecnológico de Estudios Superiores de Tianguistenco, David Melgoza.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS