'Cutting', la peligrosa moda entre jóvenes de Chimalhuacán

El trastorno, que consiste en hacerse heridas con objetos punzocortantes para llamar la atención, es derivado de enfermedades mentales que padecen los jóvenes que cursan la secundaria
Archivo / EL UNIVERSAL
25/06/2015
13:33
Emilio Fernández
-A +A

En escuelas secundarias de Chimalhuacán, las autoridades locales han detectado a jóvenes con enfermedades mentales que derivan en trastornos como el cutting, que consiste en hacerse heridas superficiales con objetos punzocortantes como una forma de llamar la atención.

El gobierno local inició en mayo pasado un programa en el que participan trabajadores sociales, psicólogos y especialistas adscritos a la dirección de Seguridad Pública de Chimalhuacán para atender esa problemática.

Han visitado hasta ahora siete planteles educativos en los que han encontrado, en promedio, 15 casos de cutting por escuela.

En uno de los casos, el estudiante de secundaria tuvo que ser trasladado por una ambulancia a un hospital para ser atendido porque presentaba varias heridas en los brazos.

El director de Seguridad Pública de Chimalhuacán, Cristóbal Hernández Salas, informó que desde el pasado mes de mayo, la policía local, a través del Departamento de Prevención del Delito (DPD), puso en marcha una serie de talleres preventivos en escuelas de nivel básico para promover entre los adolescentes modelos de comunicación que les permitan expresar sin temor sus pensamientos, emociones y preocupaciones.

El cutting es un acto compulsivo en el que incurren los jóvenes con alguna inestabilidad emocional, quienes laceran su cuerpo para expresar su dolor, enojo, presión, ansiedad o como una forma de llamar la atención.

La Secretaría de Salud federal, estima que uno de cada 10 adolescentes opta por autolesionarse como un medio de expresión. 

"Existen infinidad de factores que pueden desestabilizar las emociones de un ser humano; por ejemplo, cuando no hay una buena relación entre padres e hijos, los jóvenes no expresan lo que sienten y pueden recurrir a las heridas superficiales, por lo que es importante atender desde un primer momento los cambios de conducta o señales de alerta que pueden derivar en otro tipo de trastornos como el consumo de drogas y alcohol", dijo el funcionario local.

El personal de la Policía Municipal imparte los talleres preventivos en siete secundarias ubicadas en los barrios Fundidores y Santa María Nativitas a más de dos mil 800 estudiantes y profesores; quienes aprenden a identificar factores de riesgo y consecuencias que provocan las autolesiones; además de puntos de alerta para detectar conductas antidepresivas, entre otros temas.

Las autoridades municipales hicieron un llamado a los habitantes para que detecten y atiendan con terapia psicológica y apoyo familiar esta conducta en los jóvenes "pues de no hacerlo, la práctica de auto lesiones puede continuar hasta la edad adulta y tener un desenlace fatal", advirtió Cristóbal Hernández.

ahc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS