Tiene PGJDF testigo en "ejecución" en Narvarte

Procuraduría capitalina dice que fueron torturados y ejecutados. Entre las líneas de investigación: robo, homicidio y feminicidio
A nivel nacional, reporteros, activistas y la comunidad en general realizaron diversas marchas y manifestaciones en entidades como Veracruz, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y el Distrito Federal, por el asesinato de Rubén Espinosa (ADRIÁN HERNÁNDEZ)
03/08/2015
04:00
EDUARDO HERNÁNDEZ Y ARTURO ORTIZ
-A +A

[email protected]

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) cuenta con un testigo clave de la quíntuple ejecución ocurrida el pasado fin de semana en la colonia Narvarte, delegación Benito Juárez, entre los que se encuentra el fotoperiodista Rubén Espinosa.

De acuerdo con fuentes cercanas a la investigación se trata de la joven Esbeidi “N”, de 24 años de edad, quien relató que la noche del pasado jueves 30 de julio estaban en el departamento 401 del edificio ubicado en el 1909 de la calle Luz Saviñón, sus amigas Nicole, de 29 años; Yesenia Quiroz, de 19 años; Nadia Vera, de 29 años, y su novio Rubén Espinosa, junto con otros cuatro hombres.

Relató que el viernes, cuando acudía la señora Alejandra a hacer la limpieza y a quien también encontraron sin vida, dejó el departamento alrededor de las 08:00 horas y todos seguían conviviendo. Para cuando regresó a las 21:00 horas encontró uno de los cuerpos en la sala, otro en el baño, dos más en una recámara y el quinto en otra recámara.

Con el tiro de gracia. Ayer el procurador capitalino Rodolfo Ríos Garza informó que las cinco personas fueron torturadas, tenían el tiro de gracia y que tres de las cuatro mujeres fueron víctimas de abusos sexuales y estaban atadas de pies y manos.

Agregó que se agotarán las líneas de investigación que van desde robo hasta homicidio y feminicidio. La procuraduría informó que en el caso del fotoperiodista Rubén Espinosa, se comentó que no encontraron indicios que apunten a que su asesinato tenga alguna relación con las amenazas que sufrió por su profesión, aunque solicitaron información sobre la denuncia que interpuso en Veracruz.

Se supo que en la casa hubo robo y saqueo de diversas joyas y artículos, así como de las carteras de cada uno de los occisos, además de que no se encontró un automóvil Mustang Shelby 2006, que era propiedad de la colombiana Nicole, en el que se presume se dieron a la fuga los autores del multihomicidio.

A nivel nacional, reporteros, activistas y la comunidad en general realizaron diversas marchas y manifestaciones en las entidades de Veracruz, Guerrero, Jalisco, Nuevo León, Oaxaca y el Distrito Federal.

En las movilizaciones repudiaron el crimen en contra de Rubén Espinosa, al que calificaron como un ataque la libertad de expresión y lo relacionaron con las supuestas amenazas que sufrió cuando trabajó en Veracruz.

Al respecto, el gobernador Javier Duarte lamentó y calificó de “aberrantes” los hechos y dijo que la PGJDF debe esclarecerlo.

En las movilizaciones del fin de semana se exigió un alto a la violencia contra de los periodistas y en algunos casos, como en Monterrey, los comunicadores manutiveron por un momento inactivas sus cámaras, grabadoras, libretas y plumas.

jram

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS