Los torturaron y les dieron el tiro de gracia, revela PGJDF

Tres de las cuatro mujeres asesinadas fueron agredidas sexualmente. Una joven fue la que encontró los cadáveres, es clave para esclarecer el caso
Durante una movilización en las calles de Xalapa, Veracruz, decenas de personas condenaron el asesinato del fotoperiodista Rubén Manuel Espinosa. El reportero dejó la entidad luego de recibir amenazas (KARLO REYES. EL UNIVERSAL)
03/08/2015
01:14
Eduardo Hernández y Arturo Ortiz Mayén
-A +A

[email protected]

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) cuenta con un testigo sobre el caso del multihomicidio que se registró el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte, donde murieron cinco personas, entre ellas el reportero gráfico de la agencia Cuartoscuro Rubén Manuel Espinosa Becerril, según la dependencia.

De acuerdo con las investigaciones, una cuarta habitante del departamento 401 del edificio ubicado en el 1909 de la calle Luz Saviñon se salvó de ser asesinada. Salió del inmueble horas antes de que se cometiera el crimen y descubrió los cinco cuerpos.

En conferencia de prensa, el procurador capitalino, Rodolfo Ríos Garza, informó que se activaron los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Atención a periodistas, debido a que los cinco cuerpos presentaron muestras de tortura, cada uno recibió el “tiro de gracia” y tres mujeres fueron agredidas sexualmente.

“Los cuerpos encontrados en las distintas habitaciones del departamento presentaron una herida en la cabeza producida por disparo de arma de fuego calibre nueve milímetros, así como diversas excoriaciones en diversas partes del cuerpo presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas”, comentó el funcionario.

De las primeras investigaciones de la Fiscalía de Homicidios, adscrita a la PGJDF, se desprendió la comisión de los delitos de Homicidio y Robo, pues hubo saqueo y se llevaron un auto Mustang Shelby, propiedad de una víctima.

“Se han recabado 15 declaraciones y realizado diversas inspecciones”, refirió el funcionario.

De acuerdo con el testimonio de la principal testigo, el pasado jueves llegó a su domicilió que compartía con tres de las víctimas y las encontró con cinco hombres, entre ellos el fotoreportero Rubén Espinosa, pero debido a que tenía que salir a temprana hora del domicilio no se integró a la reunión.

El viernes a las 8:00 horas, antes de salir, la joven se dio cuenta que todos permanecían en el departamento.

Cuando volvió a casa cerca de las 21:00 horas halló uno de los cuerpos en la sala, otro en un baño, dos en una recámara y una más en otra habitación.

Ayer la PGJDF reveló la edad y a qué se dedicaban cada una de las víctimas, entre ellas el fotoperiodista Rubén, pero omitió los nombres de las mujeres, sin embargo, amigos y familiares informaron en redes sociales quienes eran: Yesenia Quiroz, de 18, estudiante de belleza y originaria de Mexicali, Baja California; Alejandra, de 40 años de edad, quien era la empleada domestica; Nadia Vera, de 29, promotora cultural y procedente de chiapas y Nicole, de 29 años de origen colombiano; las dos últimas eran activistas sociales.

Ríos Garza reiteró que se mantienen abiertas varias líneas de investigación, incluido el entorno laboral del periodista gráfico, quien hace dos meses dejó el estado de Veracruz al recibir distintas amenazas, de lo cual culpó directamente al gobierno de Veracruz.

“La Procuraduría capitalina está enterada del tema, incluyendo la entidad donde desarrollaba la actividad de periodista”, reveló Ríos Garza.

Informó que tres de los cuerpos ya fueron entregados a sus familiares, mientras que el cuerpo del también corresponsal de la revista Proceso, Rubén Espinosa fue entregado a su familia alrededor de las 14:00 horas de ayer.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS