Rechazan intervención federal en la Condesa

La ALDF se opuso a que la Comisión Nacional de Seguridad investigue casos de extorsión y delincuencia en bares y restaurantes
El diputado panista Orlando Anaya expuso que los extorsionadores amagan al propietario o al gerente y los obligan a permitir la venta de droga. Vigilan la caja registradora y al final de la noche se quedan con un porcentaje de la venta total (ARCHIVO)
09/07/2015
01:38
Diana Villavicencio
-A +A

[email protected]

La Diputación Permanente de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) rechazó un punto de acuerdo para pedir al gobierno capitalino la realización de operativos conjuntos con la Comisión Nacional de Seguridad en el corredor Roma-Condesa ante los casos de extorsión y delincuencia.

Lo anterior, luego de que EL UNIVERSAL diera a conocer denuncias públicas de empresarios del ramo hotelero, restaurantero y antros, sobre presuntas extorsiones por derecho de piso a cargo de cárteles.

Desde tribuna, el diputado Orlando Anaya, de Acción Nacional, dijo que el gobierno de la ciudad no puede cerrar los ojos ante los problemas de inseguridad que prevalecen en la zona con la presencia del crimen organizado.

Con el rechazo de la mayoría perredista, el legislador solicitó también fueran dados a conocer los mecanismos que existen para interponer una denuncia en caso de robo, extorsión, venta de drogas, secuestro y que pueden utilizar los ciudadanos o empresarios para evidenciar estos delitos.

Lamentó que para el PRD la ciudadanía pase a segundo plano, por lo que se requiere de inmediato la intervención del gobierno federal.

“El PRD se opone a que la Policía Federal colabore con la Procuraduría General de Justicia del DF y la Secretaría de Seguridad Pública capitalina en las tareas de seguridad”, acuso el panista.

Recordó que en los últimos años en esta zona se han suscitado por lo menos cuatro homicidios como el caso de Horacio Vite, al que le dieron un tiro en la cabeza a las puertas del bar Black, y su asesinato se debió a un presunto cobro de cuentas entre narcomenudistas.

Otro caso fue el del multihomicidio en el bar Heaven, de la Zona Rosa, donde resultaron 13 jóvenes secuestrados, asesinados y calcinados. También está documentado el caso del bar Zíngaro, relacionado con la venta de droga.

Anaya les explicó a los legisladores que los empresarios han relatado que ante la inseguridad que prevalece buscan formas de protegerse, pero a partir de 2014 y en lo que va de este año las formas de extorsión son más violentas.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS