Se encuentra usted aquí

Denuncian serie de fraudes en el AICM

Fingen trabajar en aduana para ofrecer aparatos electrónicos, acusan
En la mayoría de los fraudes se han ofrecido pantallas planas, tabletas, celulares y computadoras a un costo muy inferior al del mercado/ Archivo - EL UNIVERSAL
23/06/2015
04:00
David Fuentes
Ciudad de México
-A +A

[email protected]versal.com.mx

El Consejo Ciudadano de la Ciudad de México alertó de la presencia de sujetos que han defraudado a más de siete personas en las inmediaciones del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Eestos delincuentes utilizan el modus operandi de la venta de productos electrónicos a bajo precio por personas que se hacen pasar como empleados de la Aduana, toman el dinero y desaparecen con el mismo.

De acuerdo a los reportes recibidos en la mesa de trabajo Protejamos Nuestro Aeropuerto, que coordina el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, las autoridades han informado que del segundo semestre de 2014 a la fecha se han presentado siete casos de fraude con esta modalidad, donde utilizan las instalaciones de la terminal aérea o los negocios aledaños para realizar el engaño.

Según detalla el organismo, la operación de este delito es la siguiente; se contacta a las víctimas a través de redes sociales o personas se acercan a negocios e inclusive por personas conocidas a quienes les dijeron que se venden productos electrónicos por personal de aduanas.

En la mayoría de los fraudes se han ofrecido pantallas planas, tabletas, celulares y computadoras a un costo muy inferior al del mercado.

Realizado el contacto, se les cita en la terminal aérea o en alguno de los negocios de los alrededores y los defraudadores se presentan con playeras de la Aduana e identificaciones y argumentan que el costo es bajo porque conocen al comandante de la Aduana, se están haciendo arreglos en la misma y necesitan desalojar la mercancía de manera inmediata, por lo que ofrecen los productos a menor precio.

Una vez que la víctima realiza el pago, le indican que irán por la mercancía y desaparecen. La actividad delictiva no revela la actuación de una banda, sino de hombres, de entre 22 y 60 años, que al lograr el engaño llevan a cabo el delito en las instalaciones aeroportuarias para generar mayor confianza en la víctima. Por estos hechos, la autoridad logró la captura de tres presuntos defraudadores.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS