Mototaxistas piden que cesen los operativos en su contra

Aseguran que no tenían nexos con capo de Tláhuac y ni siquiera sabían de él; ofrecen empadronarse y trabajar de la mano con las autoridades capitalinas
Los mototaxistas marcharon de manera pacífica hasta las sedes delegacionales de Tláhuac y Xochimilco, donde exigieron diálogo con las autoridades (CUARTOSCURO)
08/08/2017
02:04
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Poco más de 500 mototaxistas que operan en las inmediaciones de las delegaciones Xochimilco y Tláhuac se manifestaron en las oficinas administrativas de su demarcación para exigir que los operativos de revisión y de reordenamiento que ordenó el Gobierno capitalino cesen; a cambio ofrecieron empadronarse y trabajar de la mano con las autoridades.

Argumentaron que no todos los del gremio son delincuentes ni tienen ligas con el grupo criminal que lideraba El Ojos; en cambio, expusieron que para algunas familias este medio de transporte es el único que pueden pagar y, a su vez, para los mototaxis son su único ingreso para poco más de mil familias de la zona sur de la Ciudad, quienes al no encontrar empleo u oportunidades de desarrollarse optan por invertir en estos vehículos.

Al respecto, personal de la Secretaría de Gobierno se presentó en Tláhuac para dialogar con los dirigentes, pero sin asumir algún compromiso y que las negociaciones tendrán que realizarlas con las secretarías de Movilidad y Seguridad Pública.

Con pancartas en mano, donde pedían el cese de la violencia y se desligaban de la célula criminal de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos, los mototaxistas marcharon de manera pacífica hasta las oficinas delegacionales, donde exigieron diálogo con las autoridades.

Durante el trayecto, que duró poco más de un 15 minutos, no se registraron brotes de violencia a pesar de que el convoy fue escoltado por granaderos de la policía capitalina.

Adrián Hernández, representante de cinco asociaciones, admitió que existe un centenar de grupos más y no podría garantizar que aquellas no tengan relación con El Ojos, de quien, asegura, algunos ni si quiera sabían de su existencia: “Lo que sucedió aquí nos es ajeno, nosotros no tenemos nexos con esta persona, por eso estamos dando la cara”.

Una vez en las oficinas delegaciones, los choferes pidieron hablar con el delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado, pero funcionario les dijeron que serían atendidos por personal del Gobierno central.

Desde el abatimiento de El Ojos se han aplicado operativos de seguridad en Tláhuac, lo que ha implicado el retiro de mototaxis irregulares. A pesar de estos trabajos ordenados por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, algunos choferes han seguido operando, aunque de forma discreta y sin cabina en sus motos.

Al final de la protesta, Adrián Hernández dio a conocer que acordaron una reunión con funcionarios de la Secretaria de Movilidad (Semovi), de la cual esperan buenos resultados.

Mantente al día con el boletín de El Universal