"Antony estaba con mi familia, con su sangre", lamenta su papá

Pascual Castro dice que no sabía que su hijo era maltratado; asegura que la madre del menor conoce el caso y pide verlo
El papá de Antony entregó a EL UNIVERSAL una fotografía que supuestamente su hermana le envió en febrero, en la que se ve al niño en perfectas condiciones y que contrasta con las imágenes de cuando lo rescataron de su cautiverio. (FOTOS: ESPECIAL)
05/07/2017
03:30
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Pascual Castro está sorprendido por la situación en que vivía y fue rescatado su hijo Antony en una vivienda de la colonia Gabriel Hernández, delegación Gustavo A. Madero.

En entrevista telefónica con EL UNIVERSAL, confió que lo dejó encargado con su hermana Olivia “N” y el esposo de ésta, Juan Carlos “N”, mientras él se fue como indocumentado a trabajar en Estados Unidos.

Asegura que desconocía las condiciones en las que vivía su hijo. Nunca le faltó dinero y a menudo hablaba con él por teléfono. Incluso revela que la más reciente imagen y video que le mandaron del niño fue el 19 de marzo, cuando Antony visitó a su abuela en el puerto de Acapulco.

También tiene un video del niño, del 18 de febrero, cuando cumplió cinco años. Aparentemente le hicieron creer al padre que el pequeño era festejado en el kínder al que acudía.

Pascual pide a las autoridades que esclarezcan esta situación, pues aunque no cree que su hermana y tía de Antony fuera capaz de encerrarlo, encadenarlo y maltratarlo, su cuñado posiblemente sí.

Sin embargo, deja en claro que si ella solapó o calló esta situación, también es responsable. “Todo esto para mí es increíble, aún no lo puedo creer. No sé qué pasó, nadie me dice nada. Con mi hermana no he podido hablar, ahí era casa de sus suegros y apenas en marzo me mandaron fotos del niño; yo le mandaba dinero y todo, entonces no sé en qué momento le hicieron eso a mi hijo”, dice

“Quiero que él sepa que lo dejé encargado ahí porque hay mejores escuelas que en Acapulco, donde estaba. Lo dejé no porque no lo quiera, lo dejé porque aquí trabajo todos los días y ya estoy separado de su madre. Fue por eso. Pero nunca pensé que lo trataran así; me duele mucho todo esto, pobre de mi hijo. Me siento terrible por eso”, explica el papá de Antony, quien reveló que la embajada de Estados Unidos agilizará los trámites para que en dos semanas máximo el niño esté con su familia.

Pascual comentó que gracias a la embajada, hoy tendrá una llamada telefónica con Antony. “Le quiero decir que lo quiero, que me perdone; lo dejé con mi familia, con su tía, con su sangre, nunca pensé que terminaría de esa manera, y que pronto estará conmigo”, adelanta vía telefónica con la emoción que no puede ocultar .

El padre explicó también que aunque ya no vive con la madre de Antony, ella está enterada del caso. La mujer, de nombre Dawn “N”, espera la llegada del niño a Estados Unidos; está arrepentida por abandonarlo en México, aunque asegura no ser una mala madre, pues fueron circunstancias ajenas las que desencadenaron el descuido del menor.

Pascual pide también que todas las personas que vivían en el domicilio donde fue ubicado Antony sean investigadas, pues ahí mismo, afirma, rentaba un policía de la Secretaría de Seguridad Pública: “No comprendo cómo es que si un policía vivía ahí no denuncia eso, no sé lo que pasó, no entiendo”, puntualiza el entrevistado, quien espera que le otorguen la residencia estadounidense, por lo que ahora no puede venir por su hijo.

CAUTIVERIO
Avanza recuperación

*El 28 de junio, autoridades de la delegación Gustavo A. Madero y de la procuraduría capitalina salvan del encierro al pequeño Antony, quien presentaba huellas de tortura y un posible daño sicológico.
*El menor rescatado hace una semana se recupera en un hospital bajo el resguardo de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
*El padre y la madre del menor, quienes viven en EU, buscan recuperarlo.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS