Avanza Túnel Emisor Oriente para Valle de México

La obra hidráulica más importante del país tiene un avance del 80% y se prevé que se inaugure en agosto de 2018
Los trabajos tienen un avance de casi 80%, por lo que se pondrá en operación en el segundo semestre del próximo año. (CRISTOPHER ROGEL. EL UNIVERSAL)
31/07/2017
03:40
Emilio Fernández
-A +A

[email protected]

Novecientos cincuenta, 951, 952 y luego los números aumentan a cinco dígitos, casi hasta llegar a seis. Miles y miles de dovelas, piezas de concreto que están enterradas a más de 100 metros de profundidad, han sido ensambladas milimétricamente para formar los anillos del túnel de siete metros de diámetro de la obra de drenaje más importante del mundo.

Así define el director de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Roberto Ramírez de la Parra, al Túnel Emisor Oriente (TEO), la obra hidráulica más importante del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto.

“En cuestión de drenaje, porque hay túneles en el mundo principalmente para cuestiones de ferrocarriles que tienen una magnitud a lo mejor un poco más grande o con un diámetro un poco mayor a éste, pero en cuestión de drenaje nosotros consideramos que ésta es la obra más importante que hay en el mundo; son 62 kilómetros de longitud por siete metros de diámetro, es una obra realmente imponente y se ha convertido en la obra de infraestructura hidráulica más importante de nuestro país”, dijo.

Y para una obra de esa magnitud se requiere de una inversión cuantiosa. Según la Comisión Nacional del Agua, el Túnel Emisor Oriente tendrá un costo total de 23 mil 394 millones 821 mil 829 pesos.

Aun cuando se trata de la obra hidráulica más importante de la historia del país se inició sin contar con un proyecto ejecutivo, el cual se realizaba al mismo tiempo que se ejecutaba.

La inversión total que se contemplaba para la construcción del túnel era de 11 mil 34 millones de pesos, con un periodo de ejecución del 14 noviembre de 2008 al 15 de septiembre de 2012, informó la Conagua.

Luego se suscribieron dos convenios. El primero, firmado el 5 de julio de 2011 con una inversión de 16 mil 12 millones de pesos y una fecha prevista de conclusión al 17 de octubre de 2014.

Debido a la inundación presentada en febrero de 2010 en la excavación del tramo uno fue necesario utilizar la tuneladora del tramo cinco para terminar la excavación antes de la temporada de lluvias.

El segundo convenio consideraba una inversión de 16 mil 179 millones de pesos con una fecha de conclusión prevista para el 4 de junio de 2015. Este ajuste se debió principalmente al diferimiento del tramo cinco y al cambio de trazo del tramo seis, por lo cual, la fecha de conclusión prevista era en junio de 2015.

Al 30 de noviembre de 2012 el avance físico general era de 38.8%; en la construcción de las lumbreras, de 69%; en la excavación del túnel, 25.9%, y en el revestimiento definitivo del túnel, 7.7%. El avance financiero era de 32.8 %, equivalente a 7 mil 660 millones de pesos.

Durante la gestión de Peña Nieto se realizó un tercer convenio, firmado el 1 de agosto de 2015 con una inversión de 23 mil 394 millones de pesos y una fecha prevista de conclusión al 31 de agosto de 2018.

Este convenio obedece principalmente a la construcción de obras como galerías y contratúneles para el preensamble del equipo de excavación, así como al acondicionamiento de las tuneladoras para la excavación en diferentes tipos de suelo.

A más de 120 metros de profundidad, un ingeniero que participa en el proyecto que inició en 2008, durante la administración del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, comentó que nunca antes en la historia de México se había “enterrado” tanto dinero como hasta ahora.

“Es una obra que nadie ve, que pasan por arriba de ella y pasa inadvertida, pero resolverá los problemas de inundaciones de la Zona Metropolitana de Valle de México”, afirmó el ingeniero.

Esa es la finalidad del TEO. De acuerdo a las proyecciones de la Conagua, en agosto de 2018 será concluido, con lo que se mitigarán las inundaciones que se registran en la Zona Metropolitana Valle de México, pues podrá desalojar hasta 150 mil litros de agua por segundo, con lo que aumentará hasta 70% la capacidad de desagüe de aguas residuales y pluviales.

La obra actualmente lleva un avance de casi 80%, por lo que se pondrá en operación en el segundo semestre del próximo año, antes de que concluya este sexenio.

Desde hace cuatro años funcionan los primeros 10 kilómetros de los 62 que conforman todo el proyecto, lo que ha contribuido a que no se hayan registrado percances mayores en la ZMVM durante la actual temporada de lluvias, como ocurrió en administraciones federales anteriores, expresó el titular de Conagua.

“En la administración anterior tuvimos el rompimiento del Túnel Emisor Poniente, el rompimiento del río de Los Remedios, tuvimos la inundación en Chalco; es decir, tuvimos una serie de problemas que se presentaron y hay que decir que este túnel nos ha ayudado mucho para evitar eso, hay que decir que la primera parte ya está probada y todo el túnel es igual”, explicó.

Con la operación del TEO, a partir del próximo año, se podrá desalojar el agua de todo el Valle de México. “Puede desfogar Naucalpan, como puede desfogar el oriente Del Valle de México, dependiendo de cuál sea la necesidad que se vaya presentando”, comentó el especialista.

La vida útil del TEO se estima en 40 años, pero de nada sirven si la gente sigue depositando desechos domésticos en la calle, advirtió Ramírez de la Parra.

El director de Conagua alertó de que la principal víctima del cambio climático es el agua porque se han registrado lluvias más intensas, así como ciclones y huracanes: “No hay infraestructura hidráulica que haga frente a situaciones muchas veces de este (...) hemos visto lluvias que en 45 minutos superan la capacidad del drenaje de las calles”.

La construcción del TEO ayudará a mitigar las inundaciones en la ZMVM, pero no evitará que continúen presentándose. “No hay forma de jugar con la naturaleza y de tratar de buscar construir infraestructura que son prácticamente imposibles para poder decir que se van a evitar al 100% las inundaciones”, expresó.

Este túnel será un complemento al Túnel Emisor Central, con lo que existirá una mayor capacidad de desalojo en temporada de lluvias y brindará la versatilidad necesaria para dar mantenimiento a los túneles en temporada de estiaje.

 

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS