Autopista. La Marquesa-Lerma, tramo de alto riesgo

A pesar de que ya se registraron 28 accidentes en 11 meses, la concesionaria y SCT afirman que no es peligrosa para los automovilistas
Por los percances ocurridos en la carretera de cobro, la SCT ordenó construir una rampa de emergencia adicional junto a la caseta de peaje en el kilómetro 41 (FOTOS: JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
20/07/2017
09:00
Rebeca Jiménez Jacinto
Ocoyoacac, Méx.—
-A +A

Toluca

Las volcaduras aparatosas y mortales de tráileres y camiones de carga registrados en el kilómetro 41 de la nueva autopista La Marquesa-Toluca, obligó a construir una nueva rampa de emergencia y a realizar adecuaciones viales en la caseta de cobro, donde ya fallecieron siete personas y una decena más resultaron heridas en un lapso de seis semanas.

Antes de cumplir un año, el tramo de 12 kilómetros de la nueva autopista que va de La Marquesa a Lerma, registró 28 accidentes, cinco de ellos graves, tres generaron una decena de lesionados y siete personas fallecidas; sin embargo, su índice de siniestralidad es de .004%, es decir, no está catalogada como peligrosa, afirmó Arturo Saldívar Farrera, director de la autopista México-Toluca que opera la empresa Promotora y Operadora de Infraestructura (Pinfra) S.A. de C.V.

Fue una fatal coincidencia que del 19 de abril al 27 de mayo se registraran tres trágicos camionazos, donde se conjugó el mal estado de las unidades con la impericia de los conductores, que al quedarse sin frenos en una autopista en descenso, optaron por no usar la rampa de emergencia que se ubica a dos kilómetros de la caseta de cobro, consideró el ingeniero Gerónimo Báez Torres, subdirector de Obras de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Los camioneros no usaron la rampa de seguridad que ya existía “por falta de pericia que se ha conjugado con fallas mecánicas, exceso de velocidad” y la pendiente en descenso de este tramo, apuntó el subdirector de la SCT.

autopistas7.jpg

A decir del funcionario federal, la carretera cumple con todas las normas y señalamientos de descenso, velocidad límite de 80 kilómetros por hora y de la rampa de emergencia que se ubica a dos kilómetros antes de la caseta, cuyo carril de salida de emergencia —a raíz de los siniestros— ahora cuenta con una señalización con cuadros rojos y blancos.

La primer rampa de emergencia mide 300 metros de longitud por 10 metros de ancho y tiene una contrapendiente de un material especial que se llama sello, que al entrar un vehículo de cualquier dimensión, automáticamente frena porque las llantas se van a enterrar y los ejes del camión se paran con la misma arena, explicaron ambos funcionarios de la SCT y Pinfra.
Para incrementar la seguridad de esta autopista, en breve será equipada con un sistema de inteligencia para el transporte que incluye radares de velocidad, una estación meteorológica que alertará e informará sobre tormentas en la zona, pantallas electrónicas y cámaras de videovigilancia, informó Saldívar Farrera.

Cierran paso a vehículos de carga

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, tras el último de los accidentes fatales que terminó con la vida de integrantes de dos familias, ordenó que se impidiera el paso de camiones de carga pesados en el nuevo tramo de la autopista de cuota, que va de La Marquesa a Lerma, y la construcción de una rampa de emergencia adicional, junto a la caseta de cobro, en el kilómetro 41.

En ese sitio, justo en la caseta de cobro de la nueva autopista, fue donde se registraron tres camionazos que dejaron siete fallecidos y una decena de lesionados en el lapso de mes y medio.

La Policía Federal y trabajadores de la autopista colocaron señalizaciones para impedir el paso de camiones de carga a la nueva autopista hasta que no se concluya la segunda rampa de emergencia.

autopista6.jpg

Pobladores de Río Hondito, La Pila y La Conchita rechazaron el retiro del puente peatonal en el kilómetro 41 de la autopista La Marquesa-Toluca por la construcción de la nueva rampa de emergencia, lo que obligó a los constructores a modificar el trazo de la salida de emergencia.
Indemnización, “proceso lento”

El 27 de mayo un camión materialista que se quedó sin frenos detuvo su marcha estrellándose contra la caseta de cobro y subiéndose encima de un auto modelo Gol de la Volkswagen, color blanco, cuando éste se detuvo para pagar el peaje de la autopista; en la unidad viajaban dos matrimonios jóvenes con sus respectivos hijos, quienes fallecieron por las lesiones.

Familiares de las seis víctimas señalaron que, un mes después del accidente, aún no recibían indemnización o pago alguno por los daños.

Después de un mes y aún no concluía el trámite de indemnización a los deudos, acusó la familia afectada. 

“Ya están en contacto con nosotros y ofrecieron el pago de daños, que esperamos concluya en breve, pero ha sido un proceso tortuoso y lento que aún nos mantiene en zozobra. Además de que ningún dinero va a reponer la vida de nuestros seres queridos”, afirmó Juan, uno de los familiares.

El director de la autopista reconoció que el proceso de indemnización a los deudos de las víctimas se atrasó por la confusión que se generó durante el mismo accidente, porque la zona fue acordonada y la empresa que opera la autopista no contó, de forma inmediata, con los datos de las víctimas que fueron trasladadas a distintos hospitales o al servicio médico forense.

El 19 de mayo, en la misma caseta de cobro, otro camión materialista cargado con toneladas de varilla, volcó de forma aparatosa y dejó una decena de personas lesionadas, mientras que la pesada unidad prácticamente se desarmó e invadió no sólo los carriles de cuota, sino uno más de la pista libre.

El 19 de abril otro tráiler chocó y se incendió en el mismo punto de peaje, lo que provocó la muerte del conductor, que murió calcinado en el sitio. Siniestro que generó alarma por el impacto y el fuego, que mantuvo cerrada la circulación de la nueva vialidad con dirección a Toluca.

Estos siniestros obligaron a los operadores del nuevo tramo de la autopista a realizar, además de una nueva rampa de emergencia, adecuaciones en la distribución de sus casetas e incluso a la disposición de sus oficinas para apoyar a la correcta actuación durante algún siniestro. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS