Atrapan a chofer equivocado en caso de policías atropellados

La defensa del imputado comprueba que fue un amigo quien intentó evadir una multa y se fue contra los uniformados
18/07/2017
03:02
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Diez días después que se difundieran las imágenes de las cámaras de seguridad del Gobierno Capitalino, donde un agente de la Dirección de Tránsito se ve colgado del cofre de un Audi color rojo, cuando el conductor intentó evadir una multa en la zona centro, y luego de que el supuesto agresor fuera detenido, las autoridades salieron con el clásico “usted disculpe”.

El imputado demostró no ser el agresor, por lo que fue exonerado de este delito. La defensa de Edgar Gutiérrez demostró ante el juez que lleva el caso que el día de los hechos su cliente no conducía el auto y fue otra persona –un amigo del imputado– quien atropello a los dos policías, no avisó lo que había hecho y le entregó el carro al dueño.

Al siguiente día, cuando el propietario original del vehículo lo usó, fue sorprendido por los agentes de la procuraduría, que no escucharon ni le explicaron al imputado por qué delito lo llevaron preso. Fue ante el juez que el asunto se aclaró, por lo que le ofrecieron disculpas por el “incidente” y lo liberaron de los cargos de lesiones y homicidio en grado de tentativa contra los policías Luis Alberto y Samuel Espinosa.

Según la carpeta de investigación el día de los hechos Edgar Gutiérrez y su amigo Alejandro llegaron después a La Polar, negocio ubicado en la colonia San Rafael; ahí, Alejandro le pidió a Edgar el vehículo con el argumento de que había olvidado su celular y, sin avisar, se lo llevo.

Alcoholizado y drogado, Alejandro no midió las consecuencias de sus actos y, sin darse cuenta, pasó justo frente a un reten antiebrios, para evitar ser detenido atropelló a los dos policías y se dio a la fuga. Después –sin decir nada– guardo el Audi rojo en una pensión y se fue a su casa.

Mientras esto sucedía, Edgar se hacía de palabras con el valet parking, cuando le dijeron que su vehículo no estaba. Todo esto quedo grabado en las cámaras de seguridad de La Polar y fue casi a la misma hora en que su amigo atropellaba a los policías; las imágenes, así como los testimonios de los empleados del restaurante sirvieron para que fuera exonerado.

Ahora, las autoridades buscan al Alejandro. A pesar de librarse de este cargo, Edgar sigue en prisión, pues en el momento de su detención le encontraron poco más de tres gramos de mariguana, por lo que la juez lo vinculo a proceso por este delito.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS