“Son aceptables los niveles de inseguridad”, dice el nuevo procurador de la CDMX

"La meta es tener una procuraduría más humana”; falta de denuncia y desconfianza pegan a PGJ, dice
Edmundo Porfirio Garrido Osorio, Procurador General de Justicia de la CDMX (CRISTOPHER ROGEL BLANQUET. EL UNIVERSAL)
14/07/2017
09:00
David Fuentes
-A +A

[email protected]

A unas horas de ser ratificado por el presidente de la República como procurador General de Justicia de la Ciudad de México, cuyo cargo le fue designado por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, Edmundo Garrido deja en claro los ejes de su administración que será de poco más de un año: “Buscamos una procuraduría más humana, sensible a los problemas y con atención a las víctimas de cualquier delito”, dice en entrevista con EL UNIVERSAL.

A pesar de las controversias y las diversas voces que aseguran que aumentaron, por ejemplo, los homicidios dolosos, la extorsión, el robo a transeúnte, a automovilistas, e incluso señalan la presencia de grupos criminales que operan como cárteles, el procurador asegura que, en general, el balance es bueno para los capitalinos.

Gráfico

Ninguna delegación se salva de aumento en ilícitos

A nivel nacional la Ciudad de México ocupa el segundo lugar en robo a transeúnte, el tercero en robo a negocio y el cuarto en robo con violencia, de acuerdo con el Observatorio
Ninguna delegación se salva de aumento en ilícitosNinguna delegación se salva de aumento en ilícitos

Es tajante y dice que no hay grupos criminales, que la extorsión se combate puntualmente con detenciones y que la seguridad de los peatones, usuarios de transporte y conductores está garantizada; sin embargo, está consciente que uno de los problemas más graves que enfrenta la dependencia es la falta de denuncias y la desconfianza que por años se ha generado hacia la PGJ.

Para contra restar esta situación, desde el primer día de su gestión como encargado del despacho, Garrido ha realizado varios recorridos en las Agencias del Ministerio Público o encabezado operativos en sectores como Roma y Condesa, donde se ha buscado ganar la confianza de los restauranteros. Pide confianza para que así la credibilidad que perdió la institución vuelva a ser la de antes.

“Sabemos que hay picos en algunos delitos como el robo a transeúnte, los homicidios dolosos, por ejemplo, llaman más la atención. Sin embargo, a pesar de todo la Ciudad se mantienen en un índice aceptable, apenas dos homicidios dolosos por día y a pesar de eso estamos trabajando.

“De este delito, el problema es la portación de armas de fuego. Aquí se deben endurecer las leyes, pero eso no nos compete, se hacen trabajos de inteligencia para inhibirlos. En la extorsión el problema es que no se denuncia, ahí lo que se debe hacer es generar confianza en las víctimas, lograr que se acerquen a nosotros y así hacer un frente común”, comenta Garrido.

Atención directa

Para evitar errores del pasado, dio a conocer que mantendrá contacto directo con los Ministerios Públicos y con las víctimas a través de un teléfono de atención inmediata en sus oficinas, “la ciudadanía debe saber que somos servidores públicos y estamos para atenderlos; asímismo, los observatorios y las organizaciones civiles, todos buscamos un fin común que es el bienestar de todos”, amaga el procurador.

Sobre los casos de alto impacto fue claro: no se cometerán errores de comunicación y se atenderá, de primera mano, a las víctimas y a los deudos, a quienes exhorto a confiar en los trabajos de investigación y peritajes que realiza la corporación, en una clara alusión al caso Lesvy, “tenemos gente profesional que en verdad hace un trabajo muy puntual y exacto. No hay lugar para errores ni para dudas, ese es otro punto que hay que reforzar”, continuó.

No dejó de lado la implementación de la nueva reforma penal. Defendió al personal de la procuraduría capitalina, pues aunque acepta que se han cometido errores, aboga por una capacitación y preparación constante.

“Tenemos un año con el nuevo sistema, se deben hacer ajustes, ampliar los delitos que ameritan prisión preventiva, los ajustes son necesarios para que todo funcione a la perfección, hay que darle tiempo”, dijo.

Para este fin de semana, los recorridos en las Agencias del Ministerio Público, operativos y los recorridos en las zonas donde las quejas ciudadanas, así como la percepción de inseguridad, han incrementado, seguirán, ya que de esta manera, dice, los funcionarios sentirán cercanía con el superior y brindarán un mejor trato a las víctimas.

“Estos recorridos son importantes para la institución y para el funcionario, conozco las entrañas de la procuración de justicia y sé cuáles son sus carencias y virtudes. El trato hacia las víctimas debe ser más humano, sensible, por eso se hacen con las personas adecuadas que captan las quejas, adelanto de una vez: funcionario que sea sorprendido con malos tratos o actos indebidos, será sancionado.

“En las revisiones se toman en cuenta las carencias también, conocemos que en algunas agencias el personal es insuficiente, en otras, los espacios son muy pequeños y por eso no se les brinda la atención que merecen. Todo eso se está analizando y se ve la posibilidad de mejorar, lo que buscamos es que la gente nuevamente se sienta segura y protegida”, estableció.

Mediante dichos operativos pretende mejorar el trabajo que se realiza en el Ministerio Público.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS