Muere otro estudiante en CU; van 3 cadáveres en 2 meses

Víctor Manuel falleció tras una caída del tercer piso; indagan si lo aventaron
Según testigos, Víctor Manuel posiblemente discutió con guardias de seguridad u otro estudiante al intentar entrar por la fuerza a oficinas de la Facultad de Filosofía y Letras (ESPECIAL. CUARTOSCURO)
14/06/2017
01:55
David Fuentes
-A +A

[email protected]

El cuerpo sin vida de un estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) fue encontrado la noche del lunes junto a la Facultad de Filosofía y Letras, en Ciudad Universitaria (CU), con este nuevo incidente sería el tercer cadáver que se encuentra en sólo dos meses en el recinto universitario.

Según los primeros reportes de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México, la cual atendió el hecho luego de que empleados de la máxima casa de estudios pidieron intervención policiaca, la víctima es un joven de 18 años de edad, quien presentaba un golpe contuso en la cabeza. Una primera versión es que pudo haber caído de un tercer piso.

El occiso fue identificado como Víctor Manuel Orihuela Rojas, alumno del primer semestre de la Facultad de Odontología, quien según la versión de los guardias de seguridad, poco después de las 22:00 horas ingresó al inmueble de la Facultad de Filosofía con el argumento que tenía que entregar un trabajo, después intentó ingresar a una de las oficinas, pero le negaron el acceso y se investiga si este hecho esté relacionado con la muerte.

Aunque de momento los hechos no están claros, peritos de la procuraduría capitalina acudieron al lugar para recabar todas las evidencias posibles y así esclarecer el hecho, versiones de otros estudiantes, quienes fueron testigos de los hechos, señalan que posiblemente sostuvo una discusión con algunos de los guardias de seguridad u otro estudiante en el momento que intentó entrar por la fuerza a las oficinas de la Facultad de Filosofía y Letras.

Después, refieren que se escuchó un golpe fuerte y cuando voltearon al piso, vieron a Víctor en un charco de sangre. Los testigos no detallaron si el universitario se aventó o si en un forcejeo participó una tercera persona más. Ahora, la fiscalía de Coyoacán inició la investigación y citó a declarar, tanto a trabajadores de la institución, como a testigos. Señalan que se revisan las cámaras de seguridad para saber qué fue lo que sucedió.

Se pidió también una revisión de todas las cámaras de videovigilancia de la UNAM, de las cuales, según un informe de la procuraduría capitalina, funcionan sólo 10%. En el informe que se levantó cuando se dio a conocer el caso de Lesvy, las autoridades de la Ciudad de México se percataron que algunas de las cámaras de toda esa zona apuntaban a otro lado, otras no estaban colocadas de manera correcta e, incluso, varias estaban arrancadas con el objetivo que no logren captar todo lo que pasa en la máxima casa de estudios del país.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios