Capacitan en RCP en el Monumento a la Revolución

Miguel Ángel Mancera y Armando Ahued, jefe de Gobierno capitalino y secretario de Salud, respectivamente, pusieron el ejemplo de cómo dar reanimación cardiopulmonar (RCP) durante la capacitación masiva que organizaron la administración
(JUAN CARLOS REYES. EL UNIVERSAL)
08/05/2017
02:49
Perla Miranda
-A +A

Uno, dos, tres… ocho, nueve, diez… se escucha en la explanada del Monumento a la Revolución, donde miles de personas se capacitan gratuitamente en reanimación cardiopulmonar (RCP) y a la par buscan romper un Récord Guinness del mayor número de personas que completan entrenamiento en RCP en 24 horas.

Se trata del evento “Reanimando Corazones, Salvando Vidas, Cardiotón 2017”, que fue inaugurado por Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno capitalino; Armando Ahued Ortega, secretario de Salud de la Ciudad de México; Fernando Suinaga Cárdenas, presidente nacional de Cruz Roja Mexicana y Daniel Bandle, director general de Axa Seguros México.

“¿Hoy rompemos este récord o no?, hoy lo rompemos”, afirmó Mancera Espinosa, quien también recordó que la meta es instruir a 30 mil personas en reanimación cardiopulmonar.

En su discurso, reconoció la colaboración de los voluntarios de Cruz Roja y de Seguros Axa, pero hizo un énfasis en la gente de la ciudad que acudió al acto: “vamos a aprender cómo salvar vidas y vamos a seguir con esta capacitación”.

El mandatario capitalino, en compañía Ahued Ortega, participó en una demostración de reanimación cardiopulmonar y detalló que en este encuentro también se capacitará a operadores de transporte público.

A su vez, el presidente de la Benemérita institución, Fernando Suinaga, precisó que las enfermedades cardiovasculares son la primer causa de muerte en el país y por ello reiteró la importancia de saber actuar en casos de emergencia. “La diferencia entre una persona que sabe primeros auxilios y la que no, es salvar una vida, a eso vinimos hoy, para que todos aprendamos a salvar vidas”.

Resaltó que Cruz Roja trabaja en la prevención, y que saber impartir un procedimiento de RCP es de gran importancia, puesto que llega a salvar 50 mil vidas al año. “Es salud y bienestar para todo el mundo, cuando hay un paro cardíaco, los siguientes minutos son vitales, duplica o triplica la posibilidad de que una persona viva”.

“Yo aprendí a salvar una vida”, dijo Daphne Cruz, de 9 años y quien en compañía de sus padres y dos hermanos se trasladó desde el municipio de Ecatepec para aprender el proceso de la reanimación cardiopulmonar. “Mi abuelito ya tuvo un infarto, no sabíamos que hacer, con esto lo podré ayudar en una emergencia”, dijo la menor de edad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS