Hubo fallas en construcción de Álvaro Obregón

El ISC sigue con la indagatoria por derrumbe de estacionamiento
El 11 de abril el derrumbe de un estacionamiento en construcción en la Plaza Olivar, en la colonia Olivar de Los Padres, dejó siete personas fallecidas y más de 10 lesionados. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
24/05/2017
01:10
Sandra Hernández
-A +A

[email protected]

El Instituto para la Seguridad de las Construcciones detectó errores en el proceso constructivo del estacionamiento que se desplomó hace más de un mes en la delegación Álvaro Obregón y que causó el fallecimiento de siete personas y dejó más de 10 heridos.

A pesar de las anomalías detectadas, el titular del instituto, Renato Berrón, dijo que continúan con el análisis del origen del desplome, pues se manejan diversas teorías como el golpe de una grúa o la mala colocación de piezas prefabricadas.

Externó que las responsabilidades serán definidas por la Procuraduría General de Justicia (PGJ), entidad que lleva el caso.

Aclaró que el instituto sólo apoya con los dictámenes técnicos que se han hecho de la construcción.

“Las cuestiones penales o administrativas les toca a los abogados. Yo no podría decir si la obra se suspende o no de manera definitiva”, señaló Berrón Ruiz.

El funcionario capitalino afirmó que en promedio se detecta un caso de desplome de construcción al mes en la Ciudad de México.

“Desgraciadamente tenemos una frecuencia no deseable. Me gustaría decir que en los últimos años no tuvimos incidentes, eso es deseable, lo malo es que sí los tenemos, y hay que reconocer que tenemos problemas de seguridad en las obras para poderlas corregir”, dijo.

 

Verificaciones. Berrón recordó que la obligación del instituto revisar edificaciones como escuelas y hospitales; aquellas construcciones que tienen una función primordial para el funcionamiento de la Ciudad, así como aquellas de gran magnitud como la Torre Mayor.

Los estudios que se realizan en el centro tienen que ver con mecánica de suelos, cimentación, excavación, estabilización y estructura.

Berrón Ruiz dijo que se estudia la posibilidad de que el instituto pudiera ampliar su margen de operación para analizar más construcciones como el estacionamiento que cayó en abril pasado.

“El instituto se apoyaría en especialistas en estructuras y mecánica de suelos que harían las revisiones directas a estos proyectos estructurales donde ellos entregarían información al centro y nosotros informaríamos a los propietarios los resultados de la revisión, así como los ajustes y cambios que se deberían hacer”, externó.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS