"Excremento de perro e industria, problema de fondo en contingencia"

El ingeniero Carlos Álvarez, presidente de México Publicación y Ambiente AC, sostiene que es insuficiente la práctica de sacar de circulación a los automóviles
Foto: Ivan Stephens / EL UNIVERSAL
21/05/2017
17:12
Diana Villavicencio
Ciudad de México
-A +A

A siete días de mantener la Fase 1 de Contingencia Ambiental, el ingeniero químico del Instituto Politécnico Nacional, (IPN) Carlos Álvarez Flores, consideró insuficiente la práctica de sacar de circulación a los automóviles, aseguran que el problema de fondo está en las casi 50 mil calderas de la industria de la megalópolis y en las 250 mil toneladas de excremento de perro que se tiran en la vía pública al año.

Otros factores también afectan la contaciminación como la presencia de 5 millones de estufas de gas y el mismo número de boilers, así como de la refinería de Tula.

"Se han equivocado los gobiernos federal y local en esta práctica, se ha jugado a esta estrategia que funciona como una simple cafiaspirina. Detener autos me parece algo así como si tienes cáncer y te estás muriendo te dan sólo esta pastilla, por eso insisto toda la propuesta ha fracasado", aseguró el ingeniero.

Lamentó que a 28 años, las autoridades sólo sigan monitoreando cinco contaminantes cuando hay más compuestos orgánicos volátiles que generan polución.

El también presidente de "México Publicación y Ambiente AC" mencionó en entrevista con EL UNIVERSAL que no existe voluntad política ni industrial para resolver esta problemática, la cual se evidencia con estos 7 días de contingencia que quieren decir que todo lo instrumentado por el gobierno no han sido suficientes.

"¿Qué hubiera pasado si en 1982 el regente Manuel Camacho Solis hubiera llamado a los empresarios para hacer un programa de 25 años y les hubiera dicho o se van o cambian sus tecnologías a solar, eólica y hasta alternativas como hidrógeno. Es más caro estar envenenándonos a todos en el Valle de México, no puede prevalecer el interés económico sobre la salud de todos", recalcó.

El ecologista señaló al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México también como un factor que provoca la contaminación.

"El Aeropuerto tiene miles de operaciones diarias y genera cuando menos el 5% de las emisiones contaminantes y son Oxido de Nitrógeno precursores de Ozono y el AICM no se va a ir, se va a mover dos cuantos kilómetros pero va a quedar en el Estado de México y por lo pronto esta situación no se va a poder cambiar en lo inmediato".

Recordó que desde 1992 expresó a Camacho que la solución era tener un parque vehicular eléctrico, así como las calderas eléctricas y estufas.

"¿Sabe qué me contestó Camacho? Ingeniero para eso faltan 50 años y eso no es cierto. Nunca han faltado 50 años, lo que ha faltado es voluntad del gobierno federal. Esa es la verdad, no es algo que técnicamente se pueda resolver pero aquí lo que prevalece es el desinterés técnico, la ignorancia de la clase política y las ganas petroleras", dijo Álvarez.

Aseguró que detrás de toda esta situación está el interés económico de las petroleras en seguir quemando el petroleo porque ahí está el negocio.

cev

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS