"Los Chuchos" meten ruido a campaña de Zepeda

El Caballito
Jesús Ortega, miembro de Nueva Izquierda. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
11/05/2017
01:53
Periodistas Metrópoli
-A +A

Los Chuchos meten ruido a campaña de Zepeda

En teoría parecería que las pugnas internas entre las tribus perredistas quedaron atrás y que todas se unieron para apoyar al candidato a la gubernatura del Estado de México, Juan Zepeda, quien, según algunos analistas, ha sido hasta ahora la sorpresa en la contienda electoral. Pero nos dicen que para sorpresa, la que causó que entre los invitados del aspirante del sol azteca en el segundo debate estuvieran Jesús Ortega y Javier Salinas Narváez, miembros de Nueva Izquierda, con quienes hubo hondas diferencias durante el proceso de selección del candidato perredista y con la dirigencia de la tribu de Alternativa Democrática Nacional, que encabeza Héctor Bautista. Nos comentan que, además, el hecho no generó mucha gracia entre algunos miembros del equipo cercano al ex alcalde de Nezahualcóyotl. Aseguran que Los Chuchos “contaminan” la campaña que hasta ahora no ha sido manchada por acusaciones de corrupción. Al parecer, en algunos cercanos a don Juan aún no cicatrizan las heridas.

 

Los diputados leales a Monreal

En el grupo de los seis diputados locales de Morena sancionados por no votar en contra el presupuesto de la CDMX para este año, existe un grupo que tiene bien definida su ascendencia y proyección política. Se trata de los asambleístas Néstor Núñez, Luciano Tlacomulco y Jesús Briones, quienes ayer aparecieron en el evento que encabezaron el jefe delegacional en Cuauhtémoc, Ricardo Monreal, y el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera. Por si fuera poco, Néstor Núñez subió fotografías del evento en su página de Facebook, lo que algunos morenistas consideraron como un mensaje a la dirigencia del partido que encabeza Martí Batres, de que se la van a jugar a morir con el zacatecano.

 

Pleito casado entre Cravioto y Delgadillo

Donde parece que no habrá tregua es en el pleito que traen el diputado del PAN José Manuel Delgadillo y el de Morena César Cravioto, por el tema de la Ley Electoral. Resulta que el panista abrió fuego acusando al coordinador de los morenos de padecer el síndrome de la Chimoltrufia, por las contradictorias posturas que asumía en torno al proceso de selección de los concejales. Don César no se quedó callado y lo calificó de “chalán” del coordinador del blanquiazul, Jorge Romero, con quien aseguró que negociaría, además de que acusó a la bancada panista de fungir como empleados del mandatario capitalino. La discusión de dicha ley apenas inicia y nos aseguran que habrá más jaloneos entre ambos diputados.

 

El golpe a la candidata independiente

A la candidata “independiente” al gobierno del Estado de México, Teresa Castell, le saldará demasiado caro haberse lanzado en contra de la aspirante de Morena, Delfina Gómez, durante el segundo debate. En redes sociales comenzaron a sacar su pasado y su cercanía con gente del poder, al difundirse fotografías con el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y con el gobernador Eruviel Ávila, con lo que pretenden dar fuerza al rumor de que su candidatura fue impulsada desde el Palacio de Gobierno del Estado de México, para torpedear a los contrincantes de Alfredo del Mazo. Doña Teresa tendrá que ser muy inteligente al dar una explicación sobre el tema y deslindarse de esa supuesta relación con el poder, porque nadie acudirá a las urnas a “votar por una independiente” como lo repitió en infinidad de ocasiones durante el último debate.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS