Doble túnel de Mixcoac, la obra del sexenio en la capital

Con inversión de mil 200 mdp las obras buscan reducir hasta 30% los tiempos de recorrido en esta zona
El desnivel Mixcoac-Insurgentes permitirá reducir en 44% la emisión de dióxido de carbono, según la Sedema. (BERENICE FREGOSO)
04/04/2017
04:00
Phenélope Aldaz
-A +A
Video

Doble túnel de Mixcoac, la obra del sexenio en la capital

Con inversión de mil 200 mdp las obras buscan reducir hasta el 30% los tiempos de recorridos en esta zona

 

La construcción del doble túnel en Mixcoac se ha convertido en la obra vial más importante, en términos de ingeniería e infraestructura, de la actual administración. En entrevista con EL UNIVERSAL, el secretario de Obras y Servicios, Édgar Tungüí, señaló que el desnivel de mil 500 metros de longitud, encontró su “punto crítico” justo en el cruce de Avenida de los Insurgentes y el Circuito Interior-Río Mixcoac, debido a que en esta zona también convergen el Río Mixcoac, el colector Insurgentes y los dos túneles que integrarán la vialidad.

“El punto más crítico o que más cuidados nos ha requerido es el cruce de Insurgentes con Mixcoac, primero, porque es donde se juntan todos los cuerpos, los dos túneles, la incorporación de Insurgentes hacia la zona de Patriotismo y la incorporación de Mixcoac hacia el Eje 8 Sur, todo converge en esa zona.

“Además, ahí cruza el Río Mixcoac, el tubo de 2.44 metros de diámetro, tenemos un drenaje principal sobre Insurgentes de 1.52 metros de diámetro, más algunas otras instalaciones. Entonces fue trabajar de manera muy precisa, como de cirujano, para poner cada cosa en su lugar y darle forma al túnel”, detalló.

Durante un recorrido por la zona, el director General de Obras Públicas de la Sobse, César Guerrero Puente, explicó que para dar paso al doble túnel fue necesario modificar el trazo del colector Insurgentes (tubería de drenaje) y proteger al Río Mixcoac. Además, se encontraron con infraestructura de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y de fibra óptica.

La construcción del doble túnel —que comenzó en agosto del 2015 y se espera esté listo el próximo mes de junio— forma parte del Programa de Prestación de Servicios (PPS) 2013-2025 para la rehabilitación y mantenimiento del Circuito Interior.

Con una inversión total de 6 mil 500 millones de pesos se intervinieron seis puntos: La rampa de Molinos, Avenida Té y Canal de Tezontle; Oriente 106, donde se realizó una adecuación vial para permitir circulación continua; la construcción de carriles laterales en Circuito Interior al cruce con la Calzada de Tlalpan y el doble túnel Mixcoac-Insurgentes.

recorrido_obras_mixcoac_42697719.jpg

Paso continuo

Guerrero Puente destacó que una vez concluya la construcción del desnivel, el cual registra un avance de 77%, se logrará la circulación continua sobre Circuito Interior y mejorará la interconexión con Avenida de los Insurgentes, Eje 8 Sur y Barranca del Muerto. En esta zona se estima que a diario circulan alrededor de 44 mil vehículos.

“Era uno de los nodos que hacía falta para darle continuidad al Circuito Interior, con esta obra va a alcanzar 34 kilómetros de vía continua, quedando semaforizado exclusivamente el par vial que es Revolución y Patriotismo y va a reducir hasta en 30 minutos los recorridos que hacen las personas hacia el Aeropuerto”, indicó.

Por separado, Tungüí Rodríguez, dijo que para resolver el nudo vial del lugar se tuvo como opciones el construir un puente elevado o un túnel de un solo nivel, aunque se optó por un doble túnel porque la obra era menos invasiva y permitía mayor rescate del espacio público.

“El proyecto que había de esta zona es muy viejo, originalmente se pensaba en un puente vehicular que simplemente cruzara Insurgentes sobre Río Mixcoac, después se pensó en hacer un túnel paralelo, es decir, dos cuerpos, uno junto a otro, que es incluso el proyecto que recibimos en esta administración para poder implementarlo. Sin embargo, ese tenía varios inconvenientes, uno hubiéramos tenido que cerrar totalmente la circulación en Río Mixcoac durante toda la obra, hubiéramos tenido que tirar todo el camellón y todos los árboles, hubiéramos tenido que mover el colector del Río Mixcoac”, aseguró.

recorrido_obras_mixcoac_42697680.jpg

Parque Lineal

Para la construcción del deprimido se utilizaron 2 mil 500 pilas de concreto reforzado, hasta con 40 metros de profundidad y se colocaron tabletas de concreto que hacen las veces de techo y carpeta de rodamiento.

El primer desnivel del túnel, que irá de oriente a poniente, tendrá una rampa de salida hacia Barranca del Muerto e incorporación al desnivel en Insurgentes Sur para salir sobre Río Mixcoac, en dirección hacia Patriotismo. En el nivel inferior, que irá de poniente a oriente, habrá una desincorporación hacia el Eje 8 Sur.

La zona a nivel de vialidad tendrá un diseño de glorieta, acompañada de dos fuentes secas de media luna que formarán parte del Parque Lineal; el cruce de Insurgentes y el paso del Metrobús no será modificado.

El titular de la Sobse indicó que en los próximos días la gente comenzará a notar la “liberación de las vialidades a superficie, trabajos del parque lineal, reposición de banquetas y crecimiento del propio camellón, el resto de las obras irán por abajo que son propiamente los acabados del túnel”.

Reconoció que, si bien se trató de una obra que de inicio mostró oposición vecinal, —protestas que, incluso, llegaron hasta la casa del jefe de gobierno— más de 100 reuniones con los colonos y 18 modificaciones al proyecto original, lograron la aceptación de la misma.

“Unas [modificaciones] en pro del medio ambiente, otras en pro del peatón y uno de los grandes cambios fue el Parque Lineal el cual, antes de tener un camellón de nueve o 10 metros de ancho, estamos prácticamente duplicando, lo vamos a llevar a 24 metros de ancho.

“Es un parque lineal de 900 metros de longitud, en el tramo entre Insurgentes y Avenida Universidad, donde habrá arbolado, espacios de recreación, fuentes secas, mayor área para el peatón y aprovechando que el flujo principal irá por el túnel arriba sólo dejaremos dos carriles de circulación por sentido”, detalló.

De acuerdo con datos de la Secretaría del Medio Ambiente (Sedema), la construcción del desnivel Mixcoac-Insurgentes permitirá reducir en 44% la emisión de Dióxido de Carbono (CO2) que emiten los vehículos particulares, de transporte público o de carga que pasan por la zona. Se estima que los 44 mil vehículos que diariamente circulan por este entronque producen 10 mil 339 kilogramos de CO2.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS