Van tras mujer que prostituye a niñas de secundaria y prepa

Menores aseguran que La Panda les ayuda cuando “tienen problemas”: PGJ
La mujer es conocida entre alumnos de secundaria y prepa en Iztapalapa porque “les da droga” y a las niñas les “ofrece la oportunidad de ganar dinero”. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
25/04/2017
01:06
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) capitalina investiga a una mujer apodada La Panda por los posibles delitos de trata de personas y venta de drogas al menudeo.

Está en la mira de las autoridades desde 2014, pues es conocida entre los estudiantes de secundaria y preparatoria en Iztapalapa porque “les da droga” y a las jovencitas les “ofrece la oportunidad de ganar dinero”.

A esta mujer se le imputa la ausencia por cuatro días de varios estudiantes en la delegación Iztapalapa. Según la carpeta de investigación de la PGJ, el viernes 14 de abril pasado, seis mujeres y un hombre —entre 14 y 16 años de edad— todos estudiantes de la Escuela Secundaria Diurna número 65, ubicada en la Colonia El Sifón, en Iztapalapa, salieron de sus casas sin dar aviso y no regresaron a sus domicilios.

Debido a que fue la segunda vez que se ausentaron de la misma forma, los padres de familia esperaron a que pasara por lo menos un fin de semana para denunciar su desaparición, y fue hasta el martes 18 de abril que decidieron dar parte de los hechos ante el Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes de la PGJ.

Los estudiantes no aparecieron y decidieron protestar frente a la escuela para llamar la atención de las autoridades y esto dio resultados, pues dos horas después los menores aparecieron. Habían estado en la procuraduría local rindiendo su declaración preparatoria, donde revelaron datos importantes que aportaron a la investigación, ya que aparentemente La Panda, prostituye a las menores.

Ante la autoridad, los menores revelaron que la mujer les pide que “cuando tengan problemas” acudan a ella con dos condiciones: que no lleven teléfonos celulares y que las jóvenes accedan a sus peticiones.

De acuerdo con agentes cercanos a la investigación, durante la espera, el padre del único hombre desaparecido recibió un mensaje en su teléfono diciendo que su hijo se encontraba bien y que no se preocupara.

El padre llamó de inmediato a ese número pero no le respondieron, por lo que dio aviso a la PGJ, quien al checar el número descubrió que ese teléfono está relacionado con extorsiones desde Tamaulipas, por lo que de inmediato se desplegó un operativo para encontrar a los menores, ya que además tenían reportes de que varios menores son atraídos por La panda, de quien no se conocen más generales.

Después que regresaron los menores, no han querido detallar a sus padres dónde estuvieron ni con quién. En este sentido, los agentes investigadores les pidieron a los padres no hablar con sus hijos sobre el tema, pues con la información que proporcionaron se puede desmantelar un banda criminal que opera en la zona de Iztapalapa.

Esta situación preocupó a los padres, quienes solicitaron información a la PGJ, pero hasta el momento no les han proporcionado detalles.

Sin embargo, fuentes de la procuraduría explicaron que todos ellos declararon que fueron llevados por una mujer apodada La Panda, a quien describen como una persona que los “apoya” cuando están en “problemas”.

Las fuentes precisaron que aunque los adolescentes fueron hallados las investigaciones sobre este caso continuarán, debido a que encontraron indicios que pueden derivar en un asunto de trata de personas, toda vez que al parecer algunas de las adolescentes podrían estar participando en actos de sexo servicio; también explicaron que otra de las líneas de investigación que siguen es la distribución de la droga conocida como “piedra”.

Aparentemente La Panda les da a probar la droga y después los utiliza para distribuir pequeñas dosis en las escuelas de todo el sur de la Ciudad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS