Vacacionistas colapsan la México-Cuernavaca

Desde temprano se presentaron largas filas de autos; registró avance lento de Viaducto Tlalpan hasta la caseta
Alrededor de las 14:00 horas de ayer el aforo vehicular en la caseta fue de 30 salidas y 15 entradas por minuto, según datos proporcionados por la Policía Federal (IVAN STEPHENS. EL UNIVERSAL)
14/04/2017
01:01
Fanny Ruiz-Palacios y Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

Largas filas de autos encontraron las personas que buscaban salir de la capital del país por la autopista México-Cuernavaca este Jueves Santo.

Jorge, de 33 años de edad, es uno de los capitalinos que condujo hacia esta vialidad con la intención de dirigirse a alguna playa para relajarse, pero antes tuvo que esperar.

“Llevo como dos horas y media manejando desde el Estadio Azteca y todavía nos falta rato. Se suponía que el viaducto elevado iba a mejorar el tiempo que hiciéramos, pero de nada sirve, está igual allá y aquí”, mencionó.

El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, constató durante un sobrevuelo en helicóptero que la salida carretera con mayores complicaciones era la México-Cuernavaca.

“La mayoría [de las salidas] están sin ningún problema, vimos la de Toluca, la salida también hacia Pachuca, la salida a Querétaro no tienen ningún problema, la salida a Puebla que está fluyendo bastante bien y en la México-Cuernavaca lo que tenemos es la carga que va hasta la carretera, es decir, saliendo de la Ciudad, (…) el asentamiento está precisamente después del Colegio Militar”, informó.

De acuerdo con la Policía Federal, al mediodía se registraron 42 salidas de autos cada minuto en la autopista México-Cuernavaca.

A esa hora ingresaban 15 vehículos cada 60 segundos.

A pesar de que se habilitaron 10 carriles para la salida de automóviles, la circulación fue lenta desde el Viaducto Tlalpan hasta la caseta de cobro. Desde este punto, se observó que la carga vehicular continuaba hacia el estado de Morelos.

“En este tramo llevamos como 40 minutos, estamos avanzando, pero a vuelta de rueda”, comentó Andrea, quién se dirigía a Acapulco con sus dos hijos y su esposo. “Se supone que estábamos a tres o cuatro horas, pero con este tráfico vamos a duplicar el tiempo”, agregó.

A diferencia de Andrea que estaba por llegar a la caseta, Édgar se encontraba a mitad de camino. “Vamos a Cuernavaca a visitar a mi familia, llevamos media hora esperando poder pasar, pero nos dijeron que el tráfico llegaba hasta Tres Marías, o sea que vamos para largo. A ver a qué hora llegamos a las vacaciones”, lamentó.

Durante la mañana las filas de vehículos medían entre ocho y 10 kilómetros. El tramo más complicado fue de Viaducto Tlalpan a la caseta de cobro de la Carretera México-Cuernavaca. Como alternativa, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina sugirió avanzar por la carretera libre.

Alrededor de las 14:00 horas el aforo vehicular fue de 30 salidas y 15 entradas por minuto.

 

Seguridad. Acompañado por el secretario de Seguridad Pública, Hiram Almeida, el jefe de Gobierno aprovechó el sobrevuelo en la aeronave para supervisar el operativo que se dispuso en la delegación Iztapalapa, donde se realiza la 174 representación de la Pasión de Cristo.

“Ya pudieron ustedes captar en las imágenes cómo está el despliegue operativo que se ordenó con seguridad pública en toda la zona de Iztapalapa, donde va a ser la representación de la Pasión de Cristo.

“Ya están todos los elementos, está el C2 móvil, todo está ya dispuesto, entonces, estamos listos ya para todo lo que será el trabajo de este fin de semana”, externó.

El mandatario recordó que para estas vacaciones de Semana Santa se desplegó en toda la ciudad un operativo con alrededor de 25 mil elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia local.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS