Helicóptero, los ojos de la policía en cielo de CDMX

Secretaría de Seguridad capitalina “cazará” autos que corran a alta velocidad; el sistema puede identificar matrículas y rostros a 6.5 kilómetros de distancia
La videocámara es tecnología de origen israelí tipo Quad Optical Control System, y al detectar un objetivo lo sigue sin necesidad de maniobrar, lo que permite al operador estar en contacto con los policías pie tierra para dar instrucciones (VALENTE ROSAS)
13/04/2017
03:10
David Fuentes
-A +A

[email protected]

Ahora, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX) “caza” a cafres, delincuentes y documenta cualquier actividad delictiva desde los aires con un helicóptero de la agrupación Cóndores que cuenta con cámaras de seguimiento nocturno, las cuales tienen luz de día y visión en infrarrojo.

Con este equipo se pueden dar seguimiento a todos los vehículos que excedan los límites de velocidad, se graba todo tipo de persecuciones y se documenta cualquier actividad delictiva a fin de garantizar la seguridad a los ciudadanos, todo este trabajo coordinado desde tierra con las cámaras de vigilancia del C5.

Según dio a conocer la policía de la Ciudad de México, la aeronave cuenta con una cámara tipo Quad Optical Control System con capacidad de seguir de manera automática un objetivo en movimiento a más de 6.5 kilómetros de distancia y puede videograbar hasta 36 horas continuas.

Esta tecnología, de origen israelí, tiene visión infrarroja, es decir, que detecta cuerpos por la cantidad de calor que irradian, lo que facilita su identificación de noche, además de un movimiento de 360 grados, así como visibilidad tan nítida que es posible observar el número de placa de un automóvil desde la distancia mencionada.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se observó a detalle el equipo. La cámara tiene un sistema que permite que una vez detectado el objetivo, ésta ya no necesita maniobrarse, lo que permite que el operador esté en contacto con los policías pie tierra y de los detalles de una fuga, por ejemplo.

El zoom, además, puede documentar a detalle placas de vehículos, rostros, así como armas o algún otro objeto que pueda portar el presunto delincuente.

La aeronave vigilará la Ciudad todos los días a todas horas, solamente con lapsos de descanso de —en promedio— 20 minutos para recargar combustible.

Equipo coordinado. Es tripulada por tres pilotos capacitados específicamente para ésta tarea: el de seguir, monitorear y documentar lo que suceda en tierra. Antes de partir, reciben información de centro de comando, es decir, ya saben en qué colonias, en qué arterias y a qué hora es cuándo más incidencia delictiva se registra en la Ciudad de México.

“Esto nos permite tener una visión completa del panorama que se genera en tierra, nos permite darle seguimiento oportuno a los vehículos que rebasen los límites de velocidad y seguir la comisión de un evento ilícito.

“Con esto se permite una coordinación perfecta de lo que sucede en tierra. Si alguien hace una fuga, pretende esconderse o escapar de la autoridad, desde arriba monitoreamos todo. La ciudadanía ahora debe tener mayor confianza, pues este equipo da certeza de que se está trabajando de manera correcta”, explicó Luis Mariano Díaz, segundo superintendente de la corporación policiaca.

Con la aeronave y las más de 3 mil cámaras de vigilancia operadas también desde la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, la ciudad cuenta con una especie de “Big Brother”.

La idea, que nadie escape a los ojos de la autoridad.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS