Arrasa incendio con 70 hectáreas del Ajusco

Protección Civil delegacional reporta que el fuego está controlado; señalan que hay razones para sospechar que el siniestro fue provocado
Los brigadistas que acudieron a extinguir el incendio vigilaron puntos de riesgo para evitar que el fuego tomara fuerza de nuevo (ESPECIAL)
03/03/2017
00:59
Fanny Ruiz-Palacios
-A +A

[email protected]

Al menos 70 hectáreas fueron consumidas por el fuego que se registró en la zona alta del Ajusco desde la tarde del miércoles hasta la madrugada de ayer, informaron autoridades de Tlalpan.

De acuerdo con el reporte de Protección Civil delegacional, el fuego fue controlado por completo alrededor de las 3:00 horas de este jueves.

Las llamas comenzaron en lo que se conoce como el Pico del Águila, en el paraje Joyas Grandes, pero el viento hizo que se extendiera hacia Lomas del Caballo y Cruz del Marqués.

Al sitio, acudieron más de 100 elementos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), de la Comisión de Recursos Naturales (Corena), de la Secretaría de Protección Civil de la Ciudad de México, de la Unidad de Protección Civil de Tlalpan y una brigada de la delegación Magdalena Contreras.

Para llegar a la zona del siniestro tuvieron que caminar durante 40 minutos o una hora. Todos los trabajos que se efectuaron fueron manuales; sólo utilizaron palas y azadones ya que las pipas no pudieron pasar.

Brigadistas dijeron que lo que se quemó, principalmente, fue pasto, pasto arbusto, hojarasca y zacatón. La complicación que tuvieron es que el combustible —el pasto— al quemarse puede medir hasta tres veces su tamaño.

Ángel Joaquín Lara Calderón, jefe de la unidad departamental de incendios de la Secretaría de Medio Ambiente local, informó que a las 10:00 de la noche se habían contabilizado 15 hectáreas afectadas, pero se tenía el control de 50%; a las 00:44 horas se contabilizaron 50 hectáreas con 70% de control y a las 02:30 horas se contaron 70 hectáreas afectadas.

El encargado de coordinar las acciones en torno al incidente agregó que al controlar la situación se decidió que los trabajadores bajaran. También se acordó regresar a las 06:00 horas.

Al amanecer, se realizó un sobrevuelo de reconocimiento con apoyo de Cóndores de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) capitalina.

Conscientes de que el sol y el viento podrían reavivar las llamas, vigilaron puntos de riesgo: La Barranca de San Gabriel y las Espinas.

Para determinar la magnitud del incendio ocurrido, ayer a las 10:00 horas, se efectuó un sobrevuelo.

La acción inmediata fue enviar brigadistas para que realizaran líneas de contención y evitaran que el fuego se propagara a otras zonas. Estos perímetros se realizan a dos metros de distancia de las llamas; el fin es crear una zona de seguridad y después dejan que el fuego consuma la vegetación dentro del área establecida y controlada.

La vigilancia del Ajusco se efectuará hasta que las autoridades estén completamente seguras de que no hay más riesgos. El puesto de mando de instaló en la zona llamada la Cantimplora; desde allí se analizan condiciones meteorológicas como velocidad del viento, ráfagas y cantidad de humedad.

Hasta el momento se desconocen las causas del incendio, pero los especialistas no descartan que hubiera sido provocado.

“Aún no se saben las causas. Se supo a las 4:15 de la tarde y empezó la movilización. Hay cosas atípicas como que haya iniciado en la tarde-noche, cuando al personal se le complica acceder, como que hay una acción intencional de hacerlo en esas condiciones, porque se prende en esta zona a las 4 [pm] y se prende en otra más abajo a las 7 [pm]. Hay una intención presuntamente planeada para causar esto, pero ¿de quién? aún no se sabe”, indicó Miguel Gallegos, de la Sedema.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS