Inicia cambio de rostro al Zócalo de la Ciudad de México

Los trabajos inician hoy y tendrán un costo de 150 millones de pesos: Sobse; se recortará un carril vial para expandir la plancha 2 mil metros cuadrados
ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL
29/03/2017
00:55
Phenélope Aldaz
-A +A

[email protected]

Renovación del piso, cruces seguros, iluminación y ampliación del espacio peatonal, forman parte de los trabajos de rehabilitación que se realizarán en el Zócalo de la Ciudad de México.

El secretario de Obras y Servicios local, Édgar Tungüí Rodríguez, informó que las obras, para las cuales se destinarán 150 millones de pesos, deberán estar concluidas para el mes de septiembre.

Indicó que hoy comenzarán los trabajos con cinco calas (excavaciones de 50 centímetros de profundidad), que se realizarán en conjunto con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), para determinar que los trabajos no causarán afectaciones al patrimonio de la nación.

Tungüí Rodríguez explicó que se contempla ampliar la plancha en un carril, lo que sumará 2 mil metros cuadrados a los 20 mil 700 con los que cuenta hoy la plaza.

Además, se habilitarán ocho cruces seguros en las calles 16 de Septiembre, 5 de Febrero, 20 de Noviembre, José María Pino Suárez, Palacio Nacional y Francisco I. Madero.

El secretario capitalino indicó que el piso que hoy se encuentra dañado será levantado con ayuda de retroexcavadoras, las cuales se ubicarán en el Zócalo en alrededor de cinco semanas.

La plaza contará ahora con concreto hidráulico, el cual se eligió “por su resistencia, durabilidad y bajo mantenimiento”, material que se estima tendrá una vida útil de alrededor de 50 años.

Remodelación por zonas. Édgar Tungüí precisó que los trabajos se realizarán por cuadrantes a fin de tener la menor afectación a las actividades que ya se tienen programadas para estos meses en el Zócalo capitalino.

“Los trabajos están garantizados, está el recurso, el proyecto ejecutivo y vamos a poder disfrutar la plancha para las fiestas patrias”, afirmó el secretario.

Tungüí Rodríguez agregó que también se contará con un sistema de anclaje preinstalado a fin de evitar daños futuros en el concreto a consecuencia del montaje de escenarios o carpas.

También se instalarán guías táctiles de información para personas con discapacidad visual y un sistema de iluminación que será determinado una vez que concluyan las calas y el INAH lo apruebe.

El titular de la Sobse enfatizó en que para llevar a cabo las obras no será necesario realizar cierres a la circulación en el circuito de la Plaza de la Constitución, e incluso se mantendrá el acceso peatonal a la misma.

“Al Instituto Nacional de Antropología e Historia se le presentó una primera propuesta conceptual de lo que pretendíamos hacer con el Zócalo, ellos nos dieron su punto de vista, sobre todo en cuanto a los tipos de material. Nosotros desde el principio lo que propusimos fue el concreto hidráulico, similar al que utilizamos en los carriles del Metrobús, porque es maleable y fácil de colocar.

“(...) Ellos se fijaron en la tonalidad del concreto que teníamos a utilizar, y nos pidieron fuera una tonalidad muy similar a la que tiene actualmente la plaza del Zócalo”, agregó.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS