Protestan joyeros por operativo en Centro Histórico

Personal Finanzas verifica legalidad de artículos que se venden en esos negocios
Autoridades acudieron al Centro Comercial ubicado en la calle Monte de Piedad número 1, para revisar la legalidad de la procedencia de las joyas (IRVIN OLIVARES. EL UNIVERSAL)
25/03/2017
01:17
Eduardo Hernández
-A +A

[email protected]

Por segunda ocasión en esta semana, personal de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Finanzas y elementos de la Policía de Investigación (PDI) de la Procuraduría General de Justicia capitalina, realizaron un operativo en joyerías en el primer cuadro de la Ciudad. Esta vez se registró un enfrentamiento entre policías y comerciantes.

Cerca del mediodía, personal de ambas dependencias arribaron al Centro Comercial ubicado en la calle Monte de Piedad número 1, y comenzaron a revisar la legalidad de la procedencia de las joyas que se venden en los establecimientos.

Los empleados de la UIF solicitaron información sobre la procedencia de los artículos que estaban en los mostradores, para verificar que los productos fueran legales, los trabajadores no discutieron sobre el operativo y mostraron la mercancía. En algunos casos los empleados de estas tiendas mostraron las facturas, por lo que el personal de la UIF tomó nota y se los regresó.

Sin embargo, en otros casos los vendedores no dieron información sobre la procedencia de los artículos, por lo que fueron asegurados por el personal de la Secretaría de Finanzas y colocados en una caja de plástico para ser trasladados al Recinto Fiscal de la Secretaría de Finanzas, donde quedarán bajo resguardo hasta que acudan a presentar un documento que acredite que la mercancía es de su propiedad.

Por la noche, los comerciantes bloquearon la vialidad denunciando que había atropellos en este operativo y que el personal que realizaba la certificación de la legalidad de los artículos se habían robado algunas joyas, por lo que comenzó un enfrentamiento entre comerciantes y policías que duró cerca de 30 minutos.

“Aun mostrando la legalidad de la mercancía se nos ha sido decomisada, con pretextos absurdos y arbitrarios, nosotros no nos merecemos esto”, dijo una de las comerciantes.

La Procuraduría capitalina informó que hasta las 21:00 horas de ayer se aseguraron 186 piezas, entre relojes de alta gama, plumas, joyas de oro y aparatos electrónicos, de los que no se acreditó su procedencia legal en ese momento. Estos artículos quedaron bajo resguardo en el Recinto Fiscal de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad de México.

El pasado 22 de marzo, como resultado del operativo que realizaron PDI y la UIF en diversos comercios del Centro Joyero del Centro Histórico, se aseguraron 260 piezas cuya propiedad no pudo ser acreditada en ese momento.

Los bienes decomisados fueron: 122 relojes de importación, 116 piezas de joyería de oro, 15 bolígrafos, seis lentes de procedencia extranjera y una gargantilla de plata.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS